miércoles, agosto 20, 2014

Rol: MdT Estirpe de Oriente




En todos los artículos anteriores he mencionado la ambientación que cada uno de los juegos de MdT tiene para el Lejano Oriente. En esta ocasión hablaremos en extenso acerca de este hilo dentro de la meta trama.

El año 1998 fue bautizado por los creativos de White Wolf como el Año del Loto. Lo anterior se debió a que se publicaron suplementos para Mascarada, Apocalipsis, El Ensueño y Cazador que trasladaban el escenario al Extremo Oriente. La idea es crear una ambientación especial para cada uno de los juegos de MdT que nos mostrara las particularidades de la cultura y los mitos de las civilizaciones china, japonesa, surasiática e india.


El primero es "Vampiro: La Estirpe de Oriente", que nos presente a los misteriosos Kuei-jin y establece los principios mitológicos de Oriente. Nos cuenta que al comienzo estaba la Augusta Personalidad de Jade, el dios que encabeza el panteón chino, quien crea el mundo y a la humanidad. Como guardianes de los mortales designa a los Diez mil Inmortales o Wan Xian, pero estos se corrompieron y comenzaron a robar la fuerza vital (chi) de los hombres para aumentar su poder. Traicionaron a los otros shen (nombre genérico de cualquier criatura sobrenatural de oriente) y llevan a la humanidad a la esclavitud, por lo que el Emperador de Jade les castiga con la maldición de la muerte en vida. Se transforman en los Kuei-jin, los Diez Mil Demonio, los vampiros de Oriente.


Los Kuei-jin, conocidos como catayanos en occidente, no tienen relación alguna con los descendientes de Caín. Ellos no son transformados por otros vampiros, sino que son humanos que mueren con una deuda kármica que les hace volver como monstruos famélicos. Se alimentan del chi de los mortales (de la carne y la sangre en un principio, aunque después pueden hacerlo del aliento) y no están divididos en clanes, sino en dharmas; filosofías acerca de la no-vida, de cómo trascender a ella y romper el ciclo del karma. Los kuei-jin se agrupan en Cortes que dominan bastas regiones de oriente y sienten un profundo desprecio por los cainitas (conocidos como kinjin o gaijin), por lo que han evitado cualquier intento por parte de estos últimos para establecerse en el Reino Medio (nombre que los shen dan a sus tierras).


El manual llamado "Hengeyokai: Cambiaformas de Oriente" pertenece a la línea de Apocalipsis y nos habla de estas particulares criaturas. En este libro se nos cuenta que, a diferencia de occidente, donde los garou intentaron llevar a la extinción a las otras razas cambiantes en la llamada Guerra de la Rabia, en Oriente los cambiaformas conviven y colaboran entre sí. Si bien los Wan Xian les engañaron y produjeron una guerra fratricida entre los hengeyokai (“Fantasma Cambiantes” como se traduce del japonés) se dieron cuenta antes de que las consecuencias fueran irremediables.


Los hengeyokai son los cambiantes que adhieren a las Cortes de la Bestia de la Reina Esmeralda, teniendo códigos de comportamiento y tradiciones comunes para sus miembros y diferentes de sus contrapartes occidentales. Principalmente las cortes de la bestia están formadas por los hombres lobo Hakken, los hombres tigre Khan, los hombres dragón (lagarto) Zhong Lung, los hombres cuervo Tengu, los hombres rata Nezumi, los hombres tiburón Same-bito, los hombre serpiente Nagah y las hombres zorro Kitsune, aunque cualquier cambiaformas de otra especie o tribu puede integrarse a las cortes si aceptan el Camino de la Virtud Esmeralda. Los hengeyokai tienen como enemigos a los kuei-jin que los traicionaron, a los hombres araña Kumo que están al servicio del Ciempiés (nombre del Wyrm en oriente), a los bakemono (fomores) y los demoniacos Reyes Yama.


A diferencia de los occidentales, acá las manadas son multirraciales y se llaman zentai y poseen sus propios auspicios. Por otro lado, los hengeyokai son mucho menos fatalistas que sus contrapartidas occidentales, creyendo que el fin que se avecina es sólo el principio de un nuevo ciclo.


Los Hsien son la correspondencia en el Reino Medio de los changelings y aparecen en el libro "Tierra de los Ocho Millones de Sueños". También llamados Shinma, los hsien son dioses menores encargados en un principio de responder las plegarias de los hombres, pero la caída de los Wan Xian produjo que ellos también fueran castigados, teniendo que poseer el cuerpo de los mortales que están por morir para sobrevivir en el Reino Medio. Hay dos grandes grupos de hsien, los nobles kamuii, que subdividen según los elementos clásicos chinos (agua, madera, tierra, metal y fuego), y los cambiaforma hirayanu, que adoptan formas animales (mono, serpiente, carpa, tejón y gato). Los hsien siguen cumpliendo a su manera la terea de dioses menores y muchas veces se ven enfrentados con los kuei-jin porque estos intentan consumir su chi.


El manual para cazadores de monstruos es "Cazador de Demonios X", donde se detallan a los Shih y a los agentes de las Fuerzas de Ataque Zero. El primer shih fue Yi el Divino Arquero, quien entrenó su cuerpo y espíritu para poder enfrentar a cualquier shen. La misión de los shih, más que exterminar a todos los sobrenaturales, es resguardar el equilibrio y dar cuenta de los monstruos que olvidan su lugar en el Gran Diseño. Por lo general los shih son cazadores solitarios que también se encargan de criminales y humanos corruptos. Sus entrenamientos les han llevado a superar cualquier límite humano y se pueden batir de igual a igual con la mayoría de los shen.


Las Fuerzas de Ataque Zero (SF0 según su sigla en inglés) es una agencia que trabaja para el gobierno de Japón pero que tiene como teatro de operaciones todo el extremo asiático. La agencia fue fundada y sigue siendo dirigida por Geinchin Okamoto, y sus agentes reciben implantes de alta tecnología que les permiten enfrentarse a los sobrenaturales. No tienen un concepto del equilibrio, sino que les mueve la total aniquilación de los monstruos que plagan las noches de Asia.


Todo lo anterior fue presentado en el Año del Loto, acompañado con ambientaciones para la ciudad de Tokio y Hong Kong. No obstante, en 1999 aparece "Wraith: El Oscuro Reino de Jade". Aquí, si bien no nos muestran fantasmas significativamente diferentes a los de occidente, sí nos enseñan acerca de las diferencias culturales de su Tierra de las Sombras y su relación con el Reino Medio. La Tierra de los Muertos, conocida como el Mundo Yin, está plagada de almas descarnadas que cargan con los sufrimientos de los exterminios masivos de Vietnam, Camboya y el Tíbet, o las marcas de los ataques nucleares de Hiroshima y Nagasaki.


En el 2000 se publicó para la "Ascensión Dragones de Oriente", en el que se explica los devenires mágicos de Oriente. Los magos son conocidos como Chi’n Ta y, como en occidente, se encuentran presentes tanto las Tradiciones (especialmente la Hermandad Akashika) y la Tecnocracia. No obstante también hay agrupaciones independientes y únicas, como los tradicionalistas Wu Lung (Hechiceros Dragón) y los servidores de demonios Wu-keng. 



Se cierra la fauna de Estirpe de Oriente con "La Guía del Jugador de Momia: La Resurrección". Ahí se presenta a los Wu T’ian, las momias taoístas que están al servicio de los 8 Inmortales (deidades taoístas bajo la tutela de la Augusta personalidad de Jade) y que cumplen las misiones que estos les encomiendan para preservar el Reino Medio de influjo maligno de los Reyes Yama.
Les he mencionado antes a la pasada, pero es importante decir que el gran enemigo en casi todos estos juegos son los Reyes Yama, demonios que se reparten diferentes feudos en el infierno de Oriente (conocido como mundo Yomi) y que buscan deponer a la Augusta Personalidad de Jade y desatar el horror sobre todo la realidad.


Hay muchos suplementos que se abocan a diferentes aspectos de Estirpe de Oriente y a cómo han comenzado a extender su influencia en Occidente. No obstante, dignos absolutos de mención son dos que nos muestran la ambientación apropiadas para otros momentos de la historia. "Sangre y Seda" nos habla de los Kuei-jin (Wan Kuei en ese entonces) y su relación con la Europa Medieval a través de la mítica Ruta de la Seda. A este suplemento lo acompaña "Vientos de Oriente" que nos habla de las líneas de sangre cainitas que medran en las hordas mongolas o las que intentan sobrevivir en el Reino Medio en la época de Gengis Kan. También hay un libro que trata sobre Oriente durante el siglo XIX y en especial en la Guerra del Opio que se llama "Imperios del Ocaso".


Ahora bien, el principal motivo por el que White Wolf crea todo un universo aparte para sus juegos en Oriente es la explosión del animé en Estados Unidos durante los noventa. De hecho en "Cazador de Demonios X" describe la ambientación como la de un animé. No obstante, no es sólo esa atmósfera la que se puede respirar en estos juegos, pues otra importante fuente son las películas de artes marciales chinas y el cine de samurái japonés. De hecho, el paradigma imperante en el MdT oriental no es el japonés (cosa que hubiera sido comercialmente más redituable) sino el chino.


Otra característica muy favorable es que existe congruencia entre la trama de los diferentes juegos, lo cual permite de manera mejor hacer cruces entre ellos. La mitología de Oriente es más uniforme y los shen sólo poseen diferentes puntos de vista de lo mismo.


Estos juegos en sí no son aportes nuevos al sistema de juego; la mayoría es sencillamente variaciones de sus originales occidentales en el que se aplican nombres asiáticos para las cosas que acá son conocidas de otra manera. No obstante, debemos tener en cuenta de que fueron pensados como suplementos de los principales, aunque tomaron tanto vuelo que se volvieron una línea independiente.
Me gusta MdT oriental porque no cae en el estereotipo. Hubiera sido muy sencillo repetir la imagen que nos da el animé, que idealiza la cultura japonesa para venderla a occidente, con lo que de inmediato tendrías miríadas de nuevos jugadores cautivos. Por el contrario, la meta trama de Estirpe de Oriente se extiende por todo lo que es el Este de Asia, mostrándonos sus grandes luces, pero también sus terribles oscuridades. Los genocidios de las dictaduras mesiánicas no son obviados, tampoco ese racismo acérrimo que los orientales sienten hacia los del oeste, sumándole las violentas noches llenas de yakusas, triadas y tong, lo que hace a la línea más realista y aterradora.

Si quieres saber más de MdT Estirpe de Oriente, pincha el link de abajo.

Estirpe de Oriente 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario