miércoles, octubre 01, 2014

¿Fe de Erratas o Fe de Niños Rata?



Siempre hay cosas que dejamos en el tintero, algunas porque nunca las tuvimos en menta, mientras que otras hicieron aparición, pero se perdieron en ese mar de cosas sin utilidad que llamamos memoria. No obstante, y por si alguien no quedó contento – niño rata -, voy a hacer un repaso de los temas de terror que he tocado hasta ahora e incluir cosas que no aparecieron en su momento.

El primer monstruo que visitó mi blog fue el vampiro, del que solo pude hablar de lo más importante… y de crepúsculo como contrapunto, aunque cosas rescatables quedaron afuera. Ahora bien, por rescatable no me refiero a las continuaciones de “The Lost Boys”, todas malas, ni la película de vampiros de Eddie Murphy que ni me acuerdo como se llama. No, lo que se quedó bajo la mesa es de buena calidad.



“Fright Night”, de 1985 nos muestra a un chico que vive en un suburbio como cualquiera, pero que se da cuenta de que su nuevo vecino tiene raras costumbres. Las cosas se precipitan cuando lo ve mordiendo el cuello de una chica, lo cual le convence de que se trata de un vampiro, cosa que ninguno de sus cercanos le cree. Por ello debe recurrir a un actor de películas de terror venido a menos para pedirle ayuda, cosa que no es muy inteligente.



En el 2008 se estrenó una película sueca titulada de manera impronunciable como “Låt den rätte komma in” que se traduce como “Déjame Entrar”. La historia trata de un chico llamado Oskar con problemas para socializar y que es víctima de Bulling en Blackeberg, un suburbio de Estocolmo. Ahí conoce a una chica muy rara llamada Eli, que sale solo de noche y no le afecta el frío de la ciudad. Lo interesante de esta película es que se adentra en algo que solo tocó antes Anne Rice y es ¿Cómo sería la no vida de un vampiro si este fuera un niño? No pueden envejecer, así que se quedarían estancados en cuerpos infantiles mientras sus mentes siguen madurando.


El trato del ambiente de la película es perfecto, sin efectos excesivos, con el frío de Estocolmo omnipresente en todo momento. Muy recomendable.
Por otro lado, los americanos hicieron su versión de la película, con un ritmo diferente, más propio de una producción de Hollywood, pero no por eso mala. De hecho, si no te place ver la sueca, que es mucha más lenta, la americana es una excelente opción.
Lo otro es un comic de la editorial Vertigo, filial de la decana DC. “American Vampire”, escrita por Scott Snyder y con la colaboración de Stephen King, nos cuenta acerca de cómo en América los vampiros sufren una mutación, generándose una especie más fuerte, resistente al sol y más rápida. Los dos principales personajes son un bandido  del oeste llamado Skinner Sweet, quienes el primer vampiro americano, y Pearl Jones, una aspirante a actriz de los años 20 que es transformada en vampiro por Sweet. Una excelente historia muy bien dibujada que recibió el beneplácito tanto de la crítica como del público.


Sin seguir un orden cronológico, hay una película para televisión de 1989 llamada “Nick Knight” que hablaba de un vampiro que era policía en Los Ángeles, tratando de expiar los pecados de su no vida. La idea era que la película fuera un piloto para una serie, pero las cosas no se dieron del todo y el proyecto quedó en espera. Solo en 1992 salió al aire una serie rodada en Toronto, Canadá, que retomaba la historia del vampiro Nicholas Knight. “Forever Knight” vuelve al tema del no muerto con aspiraciones a redimirse, pero  ahora con una doctora que investiga su condición y busca una cura para ella, pues están enamorados (era que no). No obstante, el personaje que más recuerdo de esa serie es Lucien LaCroix, un vampiro elegantemente maligno que tiene una relación ambivalente con el protagonista.


Otro maestro del terror también tomó al vampiro como inspiración y hablo de John Carpenter. En “Vampiros de John Carpenter” nos cuenta de un grupo de cazadores de no muertos que trabajan para la iglesia católica y se mueven entre el sur de Estados Unidos y el norte de México. Con una marcada atmosfera de western, el jefe de la banda de cazadores debe evitar que un poderoso vampiro logre hacer un ritual que le permitirá caminar bajo la luz del sol.


Para cerrar con el vampiro, una de las películas más extravagantes que se han hecho de no muertos es “From the Dask still Dawn” o “Del Crepúsculo al Amanecer”, del director Robert Rodríguez y escrita por Quentin  Tarantino. La película trata sobre los hermanos Seth y Richard Geko, dos sociópatas desalmados, que luego de cometer varios crímenes en Texas, toman como rehenes a la familia de un predicador que ha perdido su fe para cruzar la frontera a México. Cuando logran cruzar el Rio Grande, se dirigen a un bar para motociclistas y camineros llamado “La Teta Torcida”, lleno de mujerzuelas y tipos duros. Lo que nadie espera, y que es un quiebre genial en el relato de la película, es que el lugar es un nido de vampiros. La película tiene excelentes actores, como George Clooney, Harvey Keitel, Juliette Lewis, Chech Marin  y Danny Trejo, además de las participaciones del propio Tarantino y del genio de los efectos especiales y el maquillaje Tom Savini, pero lo que más se recuerda de la película es a Salma Hayek  y su baile con la serpiente albina en su papel del Satánico Pandemónium.


Ahora, en el caso del hombre lobo, fueron menos cosas las que dejé afuera, o por lo menos las que considero que debieron aparecer. Primero hay una película de 1994 llamada “Wolf”, con Jack Nicholson y Michelle Pfeiffer. Se trata de un editor de libros que atropella a un lobo en una carretera solitaria y, al acercarse al animal, es mordido por este. Lo anterior provoca que el editor comience sufrir cambios físicos y de personalidad. 


Otra que juega bien con el terror y la alegoría que subyace en la licantropía es “Ginger Snap” de 2000. Dos hermanas antisociales que desprecian a sus compañeros de escuela y sienten aversión por los adultos se unen cada vez más entre sí, alimentando mutuamente fantasías suicidas. No obstante, una noche una de ellas, Ginger,  es atacada por una bestia e infectada con la licantropía. Acá vemos como Ginger comienza a ser dominada cada vez más por su lado salvaje, mientras su hermana intenta protegerla y que nadie la aleje de ella.


Ahora una en castellano. Basada en la historia real de Manuel Blanco Romasanta, un psicópata español del s. XIX y caso comprobado de licantropía clínica (síndrome mental que produce que la persona crea que se transforma en un animal). Dos hermanas viven en medio de los bosques de Galicia y no se atreven a salir de ahí, pues hay noticias de una ola asesinatos en la zona. El problema es que una de ellas es amante de un vendedor viajero de apellido Romasanta, un hombre que sufre de licantropía.


De momia no es tanto lo que pasé por alto, o por lo menos lo que conozco. Aunque hay un artículo completo al respecto, vuelvo a mencionarlo: “Momia La Resurrección” es un juego de rol de la línea de Mundo de Tinieblas. En ese juego se encarna a un resucitado bajo el ritual de momificación egipcio, quien se transforma en un guerrero inmortal al servicio de Maat.


El diablo tiene una película que me faltó incluir y que es una de las mejores comedias con el ángel caído como protagonista. “El Día de la Bestia” de Alex de la Iglesia muestra a un cura vasco que descubre el significado secreto de las profecías del apocalipsis de San Juan, concluyendo que el Anticristo nacería ese mismo año (1995) en Madrid. Para lograr saber el lugar exacto de la ciudad en que ocurriría el evento satánico, el cura se adentra en prácticas malvadas para atraer la buena voluntad del diablo hacia él, ayudado por un loco fanático del heavy metal. 


Otra de John Carpenter y una de las más originales para tratar el cuento del diablo es “Prince of Darkness”. En una iglesia abandonada encuentran un cilindro con un líquido verde que parece fluir por voluntad propia. Pues resulta que ese líquido es el diablo y puede poseer a las personas que entran en contacto con él. Pero eso no es todo, porque acá el diablo no es el mero mero, sino que es el hijo de un anti-dios maligno que vive en otra dimensión y que quiere venir a la nuestra, pasando a este lado a través de un espejo.


Y acá hay un caso donde dos de los monstruos de los que he hablado se cruzan. Me referí a ella someramente, incluso mostré su tráiler, pero en la película de 1967 “Quatermass and the Pit”  el diablo se transforma en un extraterrestre hijo de puta. En una excavación hecha debido a la construcción del tren subterráneo de Londres se encuentra una nave espacial enterrada durante miles de años. Por esto llaman a Bernard Quatermass para investigar la nave. Resulta que el doctor detecta que es una nave marciana y que una fuerza oscura viene en su interior, que resulta ser, nada más ni nada menos, que el mismo diablo.


Y llegamos al final con los extraterrestres y una explicación. Una de las películas más conocidas del género en los cincuentas y que volvió a hacerse en el 2008 es “The Day the Earth Stood Still”, la cual no incluí entre los EHdP; esto debido a que no entran en la categoría. Klaatu – el extraterrestre que viene a exigir la paz del mundo – es el equivalente a la madre que castiga a sus hijos por reñirse, los cuales si son unos figlio di puttana.
Ahora un par de animadas. En 1999 se estrenó una serie llamada “Roswell Conspiracies: Alien, Mith and Legend” que, a pesar de estar dirigida al público infantil, resultó ser bastante interesante en su planteamiento. En esta serie seguimos las aventuras del caza recompensas Nick Logan, quien tiene un pasado oscuro y es reclutado por una organización con sede en Roswell y que se encarga de luchar contra amenazas alienígenas. No obstante, lo interesante es que plantea que las criaturas de nuestras leyendas, como los vampiros, hombres lobos y banshees, son en realidad extraterrestres. La serie avanza en sus historias, volviéndose bastante compleja hacia el final, donde nos damos cuenta que existen conspiraciones dentro de conspiraciones.


Para el final, dejo a EHdP que es simpático, pero que ha intentado conquistar la tierra en varias ocasiones. Me refiero a Marvin el Marciano de los Looney Toon. Pequeño, con la cara toda negra y un casco que recuerda a los romanos, Marvin es un personaje clásico de Warner. Extremadamente educado, apareció por primera en 1948 enfrentando a Bugs Bunny, aunque también fue el principal oponente de Duck Dodgers en siglo 24 ½ (el pato Lucas), secundado en todo momento por su fiel perro verde K-9.
  

Con esto me pongo al día con respecto a algunas cosas que, creo, debieron ser  nombradas en los artículos originales. Estoy consciente que algunos pensaran que hay cosas que sobran y otras que aún están ausentes, pero nunca se puede dejar contento a todo el mundo, menos a los niños rata.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario