jueves, noviembre 27, 2014

El Hierofante


El anillo en su mano derecha soltó un destello debido al rayo de luz que penetró por la ventana. Sus manos temblorosas acariciaban un libro que nunca esperó tener que usar, pero que lo tenía en ese momento posado sobre el escritorio de su estudio.  La cubierta era de terciopelo rojo y las letras doradas escritas con una tipología gótica muy cuidada decían sencillamente “Rituale Romanum”. En él estaban las especificaciones de todos los detalles acerca de cómo aplicar los rituales sancionados por la Iglesia Católica, pero lo que en realidad le interesaba era el apartado acerca de exorcismos.

jueves, noviembre 13, 2014

Fantasma: Buuuuuuuuh! (Parte 2)




Desde el siglo XIX el asunto de los fantasmas fue visto de manera muy seria por quienes serian los precursores del espiritismo moderno. Por esa época se hicieron comunes palabras como médiums, ectoplasma y canalización. De esta época viene una colección de fotografías que intentan demostrar la existencia de fantasmas, cosa que sigue haciéndose hasta nuestros días.



martes, noviembre 11, 2014

Mundo de Tinieblas: Humano (Rol)




El MdT no es un lugar muy bueno para ser humano, pues está tan lleno de monstruos y criaturas extrañas con poderes tan fenomenales que, si eres un paisano a pié con un trabajo aburrido, es mejor encerrarte cada noche en tu casa a ver televisión y no meterte con nadie. Ahora, está el peligroso trabajo de cazador, en sus distintas versiones, pero no todos tienen el temple ni los instintos suicidas para hacerlo, por lo que siempre hay otras opciones.

miércoles, noviembre 05, 2014

Fantasmas: Buuuuuuuuh! (Parte 1)



El fin de semana pasado fue una de las fiestas que más disfruto del año, Halloween. Así que para estar a tono (algo atrasado), revisaremos la historia de un ser del imaginario de terror que nos acecha desde muchos años ya.


Espectros, fantasmas o larbæs son algunos de los diferentes nombres que han tomado las almas en pena en nuestro imaginario. Una de las criaturas fantásticas más antiguas deben de ser las almas sin reposo de los que han dejado este mundo, representando nuestro miedo atávico a lo que está después de la muerte. Para los pueblos primitivos el mundo que les rodeaba debía de estar estratificado de alguna manera, por lo que asignaron el lejano cielo, por donde navega el sol, la luna y las estrellas, como el hogar de los espíritus superiores, los cuales se transformarían en dioses con los años. Luego estaba la tierra, que obviamente era el lugar del hombre y las bestias que le acompañaban. Por último, en una oscura oquedad justo bajo el suelo, se extendía el reino de las sombras en que los muertos pasaban la eternidad. No obstante, en algunas ocasiones es posible que estas almas puedan escapar de este reino para molestar a los vivos.