miércoles, marzo 04, 2015

Tiempo del Juicio MdT (Rol)



Desde que empecé con los artículos acerca de los juegos de rol que conforman el universo del Mundo de Tinieblas, he hablado acerca de que todos ellos apuntan a la llegada de un gran final cósmico. Hubiera sido muy sencillo mantener esa promesa del fin del mundo eternamente, agregando el cumplimiento de una que otra señal ambigua que podía malinterpretarse (como han hecho los cristianos y algunos conspiranoicos) y continuar eternamente sacando ediciones de cada uno los juegos hasta que ya no fueran atractivos para el público y se tuviera que aceptar que el negocio había acabado; pero las mentes creativas de White Wolf  tenían otra cosa en mente.


Todo empezó con una estrella roja que apareció en el cielo del plano espiritual, cosa que muchos vieron como el principio del fin. Luego, en 1999 despierta el progenitor del clan de vampiros Ravnos en la península surasiática, quien provoca locura en sus hijos y los llama para poder devorarlos. Se crea un caos a nivel planetario y muchas facciones intentan deshacerse del antediluviano, pero solo los magos de la Tecnocracia lo logran con una bomba espiritual que arrasa toda la Umbra de esa zona del mundo.


Esto provocó repercusiones desastrosas en la tierra de los muertos, donde se desató una tormenta espiritual a la que se le dio el nombre de Maelstrom que arrasó todo a su paso. Destruyó el Oscuro Reino de Hierro de los fantasmas de occidente, barre con el Más Allá de los egipcios y, avanzando a lo más profundo de la Umbra, a la olvidada prisión de los ángeles de caídos en la Rebelión de Lucifer.


Tiempo después aparecen de la nada los cazadores imbuidos, las nuevas momias y los demonios encarnados; los vampiros ven como la sangre de Caín se diluye hasta la 14° y 15° generación, los hombres lobo ven impotentes el avance inexorable del Wyrm y las hadas se dan cuenta del regreso de enemigos del pasado, lo que podría ser el primer indicio del despertar de los terribles Fomoreanos.
Así, con un MdT al borde del desastre, es que se publican los libros de módulos de “Tiempo del Juicio”.
En 2003, en la web de White Wolf apareció una cuenta regresiva y noticias extrañas que se entregaban periódicamente. Algunos eran reportes de prensa que daban noticias extrañas acerca del MdT, como avistamiento de criaturas de fuego en algún pueblo, que la ONU estaba investigando a la agrupación criminal Ventrue o que en una universidad de Estados Unidos se desató una batalla en su campus en la cual se pudo ver participar criaturas mitológicas por parte de los transeúntes. Otras eran intercepciones de comunicaciones privadas que hablaban sobre hechos alarmantes que estaban ocurriendo en la sociedad de sobrenaturales y que indicaban que un gran desastre se avecinaba.


Cuando la cuenta regresiva llegó a su fin  (a principio del año 2004) y las noticias habían tomado un cariz cada vez más grave, White Wolf lanzó cuatro libros de módulos bajo la etiqueta de “Tiempo del juicio”, uno para cada uno de sus tres juegos principales y el cuarto para el resto. Los libros para Vampiro, Hombre Lobo y Mago comienzan con una explicación de la trama existente hasta ese momento y las circunstancias que han llevado a cada juego a su final, presentando luego cuatro escenarios que muestran distintas historias para el fin del mundo, todas con un enfoque diferente para cubrir las posibles atmósferas que desees darle al final de todo. Por último, los libros traen una sección de ayudas al master, con consejos acerca de la narración, datos importantes y fichas de Pnjs que pueden ser de utilidad.


El cuarto libros está dividido 5 capítulos, uno para cada uno de los juegos que restan (Changeling, Demonio, Cazador, Estirpe de Oriente y Momia). Cada uno de estos capítulos nos muestra tres escenarios de posibles fines de mundo e información general útil, como antecedentes, personajes relevantes y recursos de juego.


Debo reconocer que cuando dijeron que White Wolf terminaría con el MdT creí que había alguna trampa, que no matarían productos tan exitosos como “Vampiro: La Mascarada” u “Hombre Lobo: El Apocalipsis”, pero sí lo hicieron… aunque sí había trampa. No obstante, lo que plantearon en primer término fue de muy buena calidad.
Lo mejor de los escenarios que nos presentan para cada juego es su flexibilidad, pudiéndose hacer combinaciones de ellos según sea del gusto del master. La idea es hacer que puedas crear tu propia versión del fin de los tiempos tomando las directrices que te dan los libros, o hacer uno de los módulos al pie de la letra, pero siempre dándole el acento que cada director desee para su partida.


Obviamente, el final está pensado para grupos de jugadores que llevan mucho tiempo jugando, siendo la culminación de las aventuras de los personajes que tanto han querido. Se trata de desvelar las respuestas que se mantuvieron en la incógnita desde la aparición de Mascarada a principio de los 90’s; del fin de un drama cósmico que debe ser todo lo grandioso y dramático que merece.
Ahora, los libros traen un montón de respuestas a las incógnitas mencionadas en el párrafo anterior, pero también deja cosas a decisión del master, lo que no nos da una versión definitiva de los hechos, sino muchos finales posibles, más allá de las cuatro versiones oficiales.
Lo otro importante es el cameo de personajes importantes. Tenemos a Caín, Lucifer, Lilith, Albrecht, el Alto Rey David, el Metis Perfecto, Horus, los Reyes Yama y tantos otros que eran sombras misteriosas tras bambalinas, quienes con la llegada del fin se ven obligados a mostrar sus cartas y hacerlas de aliado o enemigo.


Pero como siempre, lo más importante son los jugadores, pues no se trata de sentarse a ver cómo todo se viene abajo, sino de evitarlo… o tratar de tener un final honroso. Por ello, la ambientación también está pensada para funcionar a un nivel más íntimo, haciéndote sentir pequeño frente a lo que se avecina, pero protagonista de ese epopeya final.
Ahora, hay aspectos que, si bien no son necesariamente negativos, nos hacen más difíciles algunas cosas. Primero, el hecho de que se le haya dado menos importancia a los juegos menos conocidos que juntaron en un solo suplemento. Creo fehacientemente que merecían el mismo trato que los tres grandes, aunque comprendo que por ser menos populares se decidió darle prioridad a los principales, asegurando las ventas. No obstante, hacer libros separados también para estos juegos pero imprimir menos pudo ser una solución factible.


Lo otro es que no se toma en cuenta el crossover. Acá cada juego tiene su fin del mundo por su cuenta y, si se está jugando con varios tipos de criaturas sobrenaturales, es muy difícil adaptar y mezclar escenarios de diferentes suplementos.
Por último, aunque no esté directamente relacionado con los suplementos del “Tiempo del Juicio”, está la pequeña trampa que nos pusieron. Sí, acabar con el Mundo de Tinieblas de una vez por todas era un acto osado de consecuencia y se puede considerar artísticamente valiente; pero cuando se tiene al mes un “Nuevo Mundo de Tinieblas”, como que lo anterior pierde relevancia. No es que esté en contra de los nuevos juegos y la nueva orientación que se les quiso dar (tengo mis aprensiones, pero eso es para otro artículo), pero creo que deberían haber esperado un poco más para lanzar la nueva línea, en especial si el cadáver de la anterior aún estaba caliente.


Que algo tan especial como el Mundo de Tinieblas tuviera final significó mucho para quienes jugaron partidas de esos juegos. Yo los conocí a mediados de los noventa y los he seguido jugando desde ese entonces, siendo mi primer acercamiento al rol. En efecto, a pesar de los años, con una creación de una meta trama privada para mis partidas, aún no he orquestado mis historias como para plantearme al fin hacer una partida del Tiempo del Juicio, cosa que me queda pendiente.


¿Fue una buena decisión ponerle fin a todo? Sinceramente creo que sí, pues demostró que no solo había un interés desmesurado en vender libros, sino que tenían un concepto que quisieron que se respetara, aunque eso significara terminar con un producto que podía perfectamente dar unos cinco años más de negocio. Y eso no es exagerar, porque ahora, que se están celebrando los 20 años del “Viejo Mundo de Tinieblas” las ediciones de aniversario han sido un éxito inmenso, demostrando que esta ambientación, tan querida para muchos, nunca ha dejado de estar presente en nuestra memoria.

Si quieres saber algo más acerca de los suplementos del Tiempo del Juicio, pincha el link de abajo.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario