jueves, abril 16, 2015

Rol: Orpheus (o el convidado de piedra a MdT)



Está bien. Sé que dije que había terminado con el MdT, pero hay un juego que es muy poco conocido y tuvo cero repercusión en la meta trama, por lo que casi se podría considerar como algo aparte. Estoy hablando de “Orpheus”, aparecido en 2003 y que trata sobre una empresa humana que intenta solucionar casos de fantasmas.

Partamos desde lo básico. La Organización Orpheus es una empresa humana cuyo rubro es la poco explotada área de lo sobrenatural. Los agentes de Orpheus, quienes poseen la capacidad de interactuar con fantasmas y su mundo, son encargados por sus superiores de solucionar los problemas pendientes de algún alma en pena o de luchar con espectros destructivos que intentan provocar descalabros en el lado de los vivos. Es importante notar que el juego no se trata de caza fantasmas, así que no se aboca exclusivamente la eliminación violenta de cualquier actividad espectral.


El jugador de “Orpheus “debe llevar como personaje a un agente de la empresa que ha sido seleccionado por sus aptitudes para interactuar con el mundo de ultratumba y con sus habitantes. Los agentes se dividen entre proyectores y fantasmas. Los proyectores son humanos capaces de separar su espíritu del cuerpo hacia la dimensión fantasmal; algunos logran esto por pura concentración (conocidos como incursores), mientras que otros con la ayuda de drogas y cápsulas criogénicas (estos llamados durmientes). En cuanto a los fantasmas, son las almas de agentes muertos o un fantasma cualquiera que desea trabajar para la compañía. Hay dos tipos de fantasma; los espíritus, que son el típico fantasma que se queda acá porque tiene asuntos pendientes, y los matices, que se trata de las almas de quienes en vida fueron adictos a una droga especial conocida como pigmento. Todas estas clases son conocidas por el nombre clave de “Lamentos”.


Por otro lado, cada personaje está categorizado por otro aspecto conocido como “Sombra”, que representa la concepción del mundo que poseen, los poderes que debido a ello pueden presentar, los que no pueden aprender y el puntaje inicial en algunas características. Hay 5 tipos de “Sombra” que pueden ser elegidos, indiferente del “lamento” del personaje.
Todos los agentes presentan poderes sobrenaturales conocidos como “Horrores”, que se condicen con los típicos efectos producidos por los fantasmas en sus historias. A diferencia de la mayoría de los poderes sobrenaturales de MdT, estos “horrores” cuentan sólo con un efecto único, no siendo una progresión de efectos según su puntuación.


Los agentes de Orpheus se reúnen en grupos de trabajo llamados “Crisoles”, los cuales son formados por los psicólogos de la compañía en vista de cómo funcionarían mejor en equipo sus diferentes componentes.


Ahora ¿Quiénes son “Orpheus”? Oficialmente es una compañía de investigación científica que se ha especializado en el estudio de la vida más allá de la muerte, siendo contratada para solucionar problemas provocados por la actividad de fantasmas y otras criaturas extrañas venidas del mundo de ultratumba. No hay ningún secretismo en esto, ya que es el fin declarado públicamente por la empresa (como si Pentex dijera: “Somos una malvada multinacional que quiere destruir el planeta, enfermar a la gente y corromperla para la gloria de una oscura entidad sobrenatural ¡Prefiera nuestros productos!”). Tampoco responden a alguna agencia gubernamental o a alguno de los siniestros poderes del MdT… o por lo menos esto no es evidente. De los dueños nada se sabe exactamente y los agentes sólo reciben la información necesaria para sus misiones.


“Orpheus” fue pensado como un juego totalmente cerrado en sí, que si bien ocurre en el MdT, no posee relación con casi ninguno de los otros juegos. Digo “casi” en mi anterior frase, porque a lo largo de todo los libros de la línea se encuentran numerosos guiños a lo que fue “Wraith: El Olvido”, pudiendo considerarse a “Orpheus” una continuación apócrifa de éste. No obstante, para evitar tener que hacer cualquier mención directa a “El Olvido”, se creó una manera totalmente diferente de caracterizar a los fantasmas. Para el jugador fanático no es difícil encontrar ciertos paralelismos entre uno y otro juego, pero estos, como apunté, son solo guiños, y no son determinantes para nada en la mecánica del juego.


La razón para lo anterior es que “Orpheus” fue pensado para que el jugador o el master nuevos que se acercara a él no necesiten conocer las particularidades de las especies sobrenaturales diferentes que pueblan el MdT, cada una sobrecargada con su propia mitología y mecánica de juego. Esto es más sencillo, con todas las respuestas en los seis libros editados para la línea.
Otro detalle interesante de notar es que “Orpheus” podría considerarse en muchos aspectos como el antecedente directo de lo que sería el Nuevo Mundo de Tinieblas. La fisonomía del arte de los libros y cómo nos presenta los textos es muy similar a lo que vendría luego, mostrándonos gran cantidad de recortes de prensa, informes internos de la empresa y trozos de ensayos que nos van dando mayor información y contextualizando la trama. También el sistema de juego de edición limitada (un manual básico y un número definido de antemano de suplementos) se usaría nuevamente en juegos del NMdT como “Changeling: Los Perdidos” o “Cazador: La Vigilia”.


“Orpheus” cuenta con un manual básico y cinco suplementos que van desarrollando la historia, creando mayores nexos con lo ocurrido en “Wraith: El Olvido” y generando las condiciones para un gran final. Todos salieron a la venta al mismo tiempo, en septiembre de 2003, por lo que no fue necesaria ninguna espera para tener el set completo de suplementos y conocer cómo terminaba todo eso.
Hay varias cosas que son rescatables de “Orpheus”. Que no tenga una miríada de suplementos innecesarios se agradece, pues nos evitamos leer el mismo cuento mil veces de diferente manera. También es bueno que no haya una mitología que se remonta a un inconmensurable pasado de buenas a primera, sino sólo una empresa que pretende sacar provecho de los fantasmas. Por otro lado, las mecánicas de juegos siguen en el tono de la sencillez del sistema narrativo, contando con un mínimo de cosas originales que, bajo ningún punto de vista, hacen las cosas más complejas.


Algo que para algunos puede ser positivo y para otros deplorable es la carencia de un trasfondo simbólico. Como dije en su debido momento, los juegos de MdT suelen tratar de más cosas que las que se ven a simple vista. Vampiro habla acerca del alienamiento y la pérdida de la inocencia, Hombre Lobo del avance de la corrupción en el mundo moderno y cómo un pueblo con tradiciones ancestrales intenta evitarlo, y así se puede hacer doble lectura de cada uno de los juegos. Por su lado, “Orpheus” es simple y sencillamente lo que dice ser, un juego acerca de agentes de una compañía que se dedica a estudiar fantasmas y a controlar sus actividades, nada más.
Ahora, lo que todos deberíamos preguntarnos a estas alturas es ¿Qué tiene de malo el juego para ser tan poco conocido? Pues hay varias razones que pueden explicarlo. En primer lugar, el juego fue lanzado casi al mismo tiempo que comenzó la campaña para “Tiempo del Juicio”, lo cual le quitó toda la importancia que pudo merecer. La verdad es que da la impresión de que se les había quedado en carpeta y, como ya tenían planeado el final de MdT, lo lanzaron en la pequeña ventana de tiempo con que contaban para no perder lo ya hecho. Si bien esto se explica con el hecho de que el juego no se ve afectado por la metatrama de MdT, igual la mercadotecnia deja mucho que desear.


Por lo mismo anterior, el juego se vuelve insípido, a pesar de no ser un mal juego, en lo que respecta a MdT. El juego está tan aislado con respecto al resto que daba lo mismo que se le presentara como parte de MdT o fuera una línea totalmente diferente. De hecho creo que para muchos que leen este artículo es la primera vez que escuchan acerca de “Orpheus”, y si lo han hecho, algunos piensan que es del nuevo mundo de tinieblas y no del antiguo.

“Orpheus” es una continuación fallida de “Wraith: El Olvido”, un juego de MdT que quedó debajo de la mesa y una prueba algo dubitativa de lo que vendría después. Sin embargo, viéndolo como un elemento aislado, es un buen juego que presenta cosas interesantes. 

Si quieres saber más de "Orpheus", pincha el link de abajo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario