viernes, julio 24, 2015

Rol: La Leyenda de los 5 Anillos


Hoy es viernes y creo que dejaré este día para hablar de rol; aunque puede que luego cambie de parecer, pero por ahora va a ser así. Por ello, me toca reseñar unos de los juegos más populares de las última dos décadas, solo parado unos escaños por debajo de AD&D o los juegos de MdT. Hablo de “La Leyenda de los 5 Anillos”.

A todos les gustan los cuentos de samurái, los cuales han inspirado diferentes obras de ficción, tanto en Japón como en occidente. Recordemos la historia de los 47 ronin, popular en Japón y llevada al cine de forma magistral por el director Kenji Mizogushi en 1941… lo cual hace que la película de 2013 con Keanu Reeves sea más mala aún.


Solo era cuestión de tiempo para que los juegos de rol trajeran toda la atmosfera del Japón feudal, y esto ocurrió cuando fue editado en 1997 “La leyenda de los 5 Anillos”. Contando con el mismo título que un clásico de la literatura japonesa escrito por el anciano samurái Miyamoto Musashi, siendo un texto acerca del arte del kenjutsu y estrategia semejante a “El Arte de la Guerra“ de Tsun Tzu.  Sin embargo,  el juego no solo se inspira en su nombre, sino en su filosofía.


Pero primero pongámonos en el escenario. Rokugan es un país inmenso, con montañas hacia el norte, mar al este y sur, y las Tierras Sombrías al oeste. Rokugan está unido bajo el gobierno de un solo soberano, quien es reconocido por todos como Emperador del Imperio Esmeralda. No obstante el imperio se reparte entre distintos clanes, cada uno descendiente de un Kami (dios) que cayó del cielo. La sociedad de Rokugan está estratificada de forma férrea, estando esto justificado por el hecho de que los Cielos han querido que sea así.


Es obvio que la inspiración principal de Rokugan es Japón, pero tiene algunas pinceladas de otras culturas orientales (hay una muralla parecida a la china). No obstante, si se busca con mucho más cuidado, para los conocidos del género fantástico, es posible ver otros elementos de influencia. La política rokuganesa de grandes y pequeños clanes tiene muchas similitudes con lo que plantea la saga de “Dune”, de Frank Herbert, donde la intriga está a la orden del día, pero de una forma elegante y civilizada. Por otro lado, no es difícil encontrar ciertas similitudes con el ambiente de la saga “Canción de Hielo y Fuego”, más conocida en la actualidad como “Juego de Tronos”, del escritor George R. R. Martin, aunque siempre guardando las diferencias culturales que nos plantea la ambientación.


Además, Rokugan no está exento de influencia mítica, teniendo una variada ecología de monstruos y criaturas legendarias, además de mucha magia, principalmente presentada por los místicos shugenja, aunque hay otras fuentes, pero por lo general fuera del alcance de los jugadores.
Y como en todo juego de fantasía, está el terrible enemigo que representa todo lo malo y una amenaza constante para Rokugan. En este caso es el dios oscuro Fu Leng, y sus seguidores, que se encuentran en las Tierras Sombrías, las cuales están corruptas por la maldad, así también sus habitantes, la mayoría monstruos horribles que lo único que tienen en mente es matar.


Ahora, como siempre, lo importante son los personajes, y lo primero que un jugador debe elegir para el suyo en L5A es un clan. Las opciones difieren mínimamente entre las ediciones del juego, siendo estas:
Cangrejo: rudos y toscos, los cangrejos son la primera línea defensiva en la frontera con las Tierras Sombrías.


Dragón: Habitantes del norte montañoso, son místicos incomprendidos por otros clanes.


Escorpión: manipuladores, espías y asesinos, los escorpiones son vistos con desconfianza por los otros clanes.


Fénix: se caracterizan principalmente por la búsqueda de la iluminación, teniendo los mejores shugenja de todos los clanes.


Grulla: los mejores duelistas del Imperio, los grullas buscan la perfección en todo lo que hacen y tienen una gran influencia en los Emperadores ya que todas las esposas de estos has sido hermosas hijas de la grulla.


León: el mayor poder militar en Rokugan, los leones son grandes guerreros y estrategas al servicio del Emperador.


Naga (solo en la segunda edición): no son un clan propiamente tal, sino un antiguo pueblo de hombres serpientes que despiertan cada cierto tiempo para enfrentarse a un gran mal.


Mantis (desde la tercera edición): clan de marinos que dominan las islas orientales, solo desde hace poco son reconocidos como uno de los grandes clanes.


Unicornio: Un clan que salió del Imperio y recorrió la tierra de los barbaros, trayendo después con ellos grandes caballos de guerra y la influencia de los barbaros.


Familias Imperiales (desde la tercera edición): son familias que sirven directamente al Emperador, sin deber lealtad a ningún clan.
Además hay un montón de clanes menores que también pueden ser usados por el jugador, pero cuya poder no se compara con los antes mensionados.
También se debe elegir una familia y profesión para el personaje. Las familias son subdivisiones de los clanes que dan ciertas ventajas a los atributos del personaje, y algunas han creado escuelas específicas para alguna profesión. En cuanto a estas profesiones, en la primera y segunda edición solo se podía elegir entre Bushi (guerrero) y Shugenja (Mago), pero a partir de la tercera el espectro se amplió a  otros profesiones, como cortesanos o monjes, pero que solo eran usadas por algunos clanes. Cada uno de estas profesiones responde a una escuela que da ciertas habilidades especiales; no todos los shigenja, bushi o cortesanos tienen las mismas habilidades, pues van cambiando según la escuela.
La creación de personajes es igual que en la mayoría de los juegos, donde hay atributos y habilidades, además de algunas características especiales, como el honor o la gloria. Otro detalle importante de notar al respecto es que los atributos están asociados a uno de los anillos elemental, excepto el quinto anillo de vacío, que se usa para asegurar el éxito en alguna acción.


En cuanto al sistema de juego, es el mismo que expliqué para “7° Mar”, conocido como tirar y guardar. En sencillo, se trata de lanzar una cantidad de dados igual a la suma de un atributo y una habilidad, guardando tantos dados como puntos se tenga en el atributo en cuestión y sumando sus valores. Si la suma de estos últimos es igual o mayor a la dificultad, se realiza la acción.
Es importante notar que cada una de las cuatro ediciones del juego va avanzando más en la historia de lo que ha ocurrido en Rokugan en los últimos años; esto debido a que se incluyen los hechos que son decididos en los campeonatos de juego de cartas basado en L5A. Ahora, también se hace una revisión de las reglas de juego, sacando a agregando cosas para mejorar el sistema de juego.


En cuanto a crítica, lo que puede ser considerado un punto fuerte también es una debilidad según quién lo mire. L5A es un juego que tiene una ambientación muy acabada, donde cada una de las características de la sociedad de Rokugan está establecida, siendo esta muy ritualista y rígida. Esto suele alejar a jugadores que interpretan a sus personajes de forma espontánea, pero no se puede evitar, pues si se suaviza el rigorismo del protocolo de Rokugan, el juego pierde gran parte del sentido que le inspira.


Otro aspecto que como el anterior puede debatirse es el sistema de pelea. Acá no existen las luchas épicas entre espadachines que son largas muestras de la pericia de estos; por el contrario, en L5A quien conecta el primer golpe generalmente lleva todas las de ganar. Esto puede parecer desproporcionado a quienes han jugado otros juegos, pero en realidad es bastante realista. Además, ayuda a que las acciones se concentren en la interacción social y no solo en la lucha, por lo que si eres de esos jugadores que les gusta pelear con todo lo que se te cruce, de seguro durarás poco en L5A.


L5A tiene un montón de suplementos en que se explica mejor cada una de las aristas de la vida en Rokugan, pero el que más me ha llamado la atención es “Arenas Ardientes”, que es un juego que nos muestra cómo es el mundo más allá del Imperio Esmeralda, con un enorme desiertos y pequeños oasis que, obviamente, están inspirados en el Medio Oriente y la India.


A nivel personal debo reconocer que mis primeros acercamientos a L5A no fueron halagüeños. Lo encontraba un juego demasiado rígido para mi manera de jugar y no me gustaba eso de que solo pudieras llevar un bushi o un shugenja, pues estábamos usando la primera edición. Ahora, para escribir este artículo, leí las otras ediciones y me pareció que valía la pena intentarlo de nuevo, pues los cambios y la mayor gama de profesiones me agradaron. De todos modos, L5A, a pesar de no estar ambientado en Japón propiamente tal, es el juego que mejor lo retrata, sin idealizaciones burdas, solo el retrato de una sociedad feudal dominada por guerreros y sus tradiciones.


Si quieres saber mas de Leyenda de los 5 Anillos, pincha el link de abajo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario