viernes, julio 03, 2015

Rol: Scion


No soy muy aficionado a las religiones (creo que este blog lo he dejado más que claro), pero si me gusta la mitología, con sus historias emocionantes y héroes destacables. Por ello, hoy les mostraré un juego de rol relativamente nuevo llamado “Scion”.

Si hay algo en común que tienen la mayoría de las mitologías es que los dioses son unos loquillos calenturientos y les encanta tener pequeños escarceos amorosos con mortales, de los cuales nacen personajes extraordinarios. Podemos citar varios ejemplos: Hércules en la mitología griega, Arjuna en la India, Sigfrido de los nórdicos, Cúchulainn de los celtas e, incluso, el mismo Jesús.  Pero, ¿qué pasaría si te dijera que los viejos dioses aún rondan por el mundo, teniendo amoríos con humanos y dejando su semillas plantada para que nazcan nuevas generaciones de héroes?.


Con esta idea en mente, White Wolf publicó en el 2007 un juego llamado “Scion” (Vástago) que recoge las leyendas de los mitos antiguos y los trae al mundo moderno. En este juego el jugador lleva a un personaje scion, quien ha nacido de la unión de un dios y un humano y que, debido al icor divino que corre por sus venas, se ve llamado a hacer grandes cosas y a enfrentar a los poderes del Caos.


No obstante, la vida del hijo de un dios suele comenzar como la de cualquier otro humano; siendo niños normales que desconocen la parte divina de su pareja progenitora, pues siempre los dioses engendran hijos pero no se quedan con ellos para cuidarlos y educarlos. No obstante, en algún punto de la adolescencia, el dios(a) progenitor(a) envían a uno de sus sirvientes para que le explique al chico(a) por qué es diferente  al resto y a que le entreguen unos dones divinos que le ayudaran en lo que está por venir en sus vidas. Y es que la parte divina que cada scion lleva consigo es una bendición y una maldición al mismo tiempo, ayudándoles a superar las capacidades de cualquier mortal común y corriente, pero transformándose en una especie de imán para los problemas.


Pero una pregunta obvia a estas alturas es acerca de quiénes son estos dioses tan prolíficos. Pues son los de los antiguos mitos, separados en clanes llamados panteones y que compiten entre ellos por el gobierno de la creación, pero que temen el poder de sus propios padres, a los que desterraron y que son conocidos principalmente como Titanes.
Los panteones que aparecen en el manual básico del juego son:
- Pesedjet: los dioses egipcios liderados por Horus,


- Dodekatheon: formado por los dioses grecorromanos, con Zeus a la cabeza.


- Aesir: dioses nórdicos que aceptan a Odín como señor.


- Atzlántli: deidades náhuatl (aztecas), comandados por Huitzilopochtli.


- Amatzukami: dioses shinto (japoneses) que siguen las directrices a Amaterasu.


- Loas: los dioses del vudú, que están bajo el control se Damballa.


Luego, en los suplementos que parecieron se sumaron nuevos panteones:
- Thuata de Danann: los dioses celtas de Irlanda que siguen a Nuada.


- La Burocracia Celestial: deidades tradicionales chinas que están encabezadas por Guan Yu.


- Devas: los dioses de múltiples brazos de la India, gobernados por la tríade Brahma, Vishnu y Shiva.


- Yazata: dioses persas liderados por Mithra.


- Yanquis: en una versión particular de la Segunda Guerra Mundial los símbolos de la cultura americana se transforman en dioses liderados por el Tío Sam.


- Aliados: al igual que los anteriores, estos son personajes representativos de Inglaterra, Francia y la U.R.S.S. durante la guerra.


-Atlantes: un panteón creado para el juego, que se supone que son los dioses que protegían el continente hundido de la Atlántida.


Cada uno de estos panteones tiene una decena de dioses más o menos, por lo cual a la hora de hacer personaje hay mucho de dónde elegir. Sin embargo, también te da las directrices para crear tus propios panteones, ya sea inspirado en una de las tantas mitologías que no fueron consideradas por el juego o dioses originales. ¿Quieres hacer un panteón  con sumerios, incas o los siete Eternos de Sandman? Puedes.


Ahora, en cuanto al tema del sistema de juego, algo muy relevante para algunos jugadores y master, éste es la adaptación de una derivación del sistema narrativo de Mundo de Tinieblas. Sé que lo anterior suena enredado, pero me explico: White Wolf no sólo editó los juegos de MdT, sino también otras líneas, como el universo superheroico Trinity y el fantástico Exalted, habiendo en el primero un juego de superhéroes mutantes llamado Aberrant (del cual les hablaré pronto) el que toma casi la totalidad de los elementos del sistema narrativo, haciéndole algunos cambios mínimos que al final terminan siendo sólo estéticos. Tiras tantos dados de 10 caras como la suma entre un atributo (características básicas de tu personaje) y una habilidad (talentos que son entrenados) y debes superar una dificultad dada por el máster. Entre más éxitos tenga la tirada, mejor se ha realizado la acción.


Obviamente, los personajes tienen poderes, cuyo enfoque va cambiando a medida que se avanza en el juego. Empecemos explicando algo peculiar que tiene esta línea: hay tres manuales progresivos; primero tenemos “Scion: Héroes” para los personajes primerizos, mostrando las capacidades a las que pueden recurrir, entre los que cuentan poderes místicos llamados Competencias y atributos reforzados, conocidos como Atributos Épicos, los cuales tienen efectos especiales denominados Trucos. Luego, cuando se logra una cantidad considerable de experiencia (puntos, obviamente) se pasa al suplemento “Scion: Semidiós”, que trae niveles superiores en cada uno de los poderes, así también los cambios que sufre el scion a la vez que se va desprendiendo de su parte mortal. Al final, llegamos al manual “Scion: Dios”, lo cual no creo que sea necesario explicar en detalle.


“Scion” tiene una cantidad pequeña de libros publicados, siguiendo el modelo que White Wolf usó con los últimos juegos de MdT clásico “Demonio: La Caída” y “Orpheus”. Todo lo necesario para la ambientación se encuentra contenido en estos pocos manuales, con una aventura de época (en la Segunda Guerra Mundial), personajes pregenerados, una aventura que se va desarrollando a partir de los tres manuales que mencioné, un montón de antagonistas y personajes sobrenaturales que se pueden usar para darle color a las partidas y muchas otras cosas más. La verdad es que me cuesta pensar si hay algo que falte para ambientar una partida de héroes mitológicos en el mundo moderno.


¿Cuál es el principal problema del juego? La verdad es que en cuanto a lo que plantea, nada. Es redondo en su ambientación y nos da suficiente elementos y libertad para crear nuestras propias historias. El sistema de juego que tiene es muy dinámico, fácil de entender y sin esa miríada de tablas que a muchos nos aburren. Lo que sí puede ser un problema, aunque esto se debe achacar directamente a los jugadores, es que no hay traducción a nuestro idioma. Quiero ser honesto en cuanto a lo último, y reconocer que no estoy seguro si en España se ha sacado una traducción, pero por lo menos el material que podemos encontrar en internet está todo en gringo. Ahora, antes dije que este problema del idioma es de los jugadores, pues para mal de los roleros que usamos la eñe, la mayoría del material que se puede encontrar está en la lengua de Donald Trump, así que por mucho que odiemos a este hijo de puta, debemos tener nociones a lo menos medias del manejo del inglés.


Este juego es la perfecta mezcla de mitos y lo moderno, cosa que logra con una naturalidad que sólo he visto en obras de Neil Gaiman como “American Gods” o en su comics “Sandman” y otros del sello “Vertigo” que han seguido la misma línea. Además, están incluidas todas esas leyendas de griegos, nórdicos, japoneses, egipcios y todo el resto que nos pueden servir como una perfecta inspiración. A medio camino entre la fantasía heroica y el género de superhéroes, “Scion” es un juego que destaca por la originalidad con que aborda su tema, el impecable arte de sus suplementos y la inteligente decisión de usar un sistema probado y que es de fácil aplicación.


Supuestamente el juego tendría una segunda edición en el 2012, cosa que no ha ocurrido y no sé si pueda pasar ahora que White Wolf  es parte de la editorial Onyx Path, estando estos más interesados en potenciar productos como el nuevo MdT y las ediciones 20 aniversario del viejo. Aún así, el material que existe es más que suficiente para que nos adentremos en un mundo donde los mitos antiguos están presentes en la actualidad.

Si quieres saber más de Scion, pincha el link de abajo.

1 comentario:

  1. Buena reseña de un juego al que le tengo ganas de hace tiempo. Aunque decir que es nuevo... Que ya son casi 10 años xD y de la segunda edición no faltan ni dos días para que acabe el kickstarter.

    Un saludo!

    ResponderEliminar