miércoles, julio 01, 2015

Un Gato Negro y un Cuervo: Edgar Allan Poe


El 3 de octubre de 1849 encuentran a un sujeto delirando en las calles de Baltimore, el hombre lleva ropas que no son suyas y no es capaz de explicar cómo llegó a esa situación. Es llevado a la casa de un amigo donde muere cuatro días después de causas que hoy desconocemos, ya que los médicos de la época pusieron en su acta de defunción: “Congestión Cerebral”, algo que para las conocimientos médicos actuales es una ambigüedad que puede coincidir con varias patologías conocidas ahora. Sin embargo, lo importante de toda esta historia es que el hombre que murió el 7 de octubre de 1849 a las 5:00 AM se llamaba Edgar Allan Poe.

Como he dicho en muchas de mis reseñas, uno de los escritores más influyentes del siglo XIX, que fue inspiración para otros tan importantes, es Edgar Allan Poe. Baudelaire, Conan Doyle, Verne, Stevenson, Wilde, Wells, Lovecraft, Bradbury, Cortázar, Borges y King son sólo algunos de los que tienen a Poe como inspiración.


Edgar Poe nació en 1809, hijo del actor David Poe y de la actriz Elizabeth Arnold, quienes fallecieron cuando Edgar apenas tenía un par de años, siendo adoptado por la acaudalada familia Allan de Richmond, con quienes jamás se sintió cómodo, en especial con John, el padre de la familia. No obstante, gracias a los Allan, Poe recibe la mejor educación de la época, tanto durante el tiempo en que la familia estuvo radicada en Inglaterra como cuando volvieron a Richmond. Debido a ser un brillante estudiante, ingresó a la Universidad de Virginia, donde se destacó por sus conocimientos, aunque a veces se jactaba de manejar temas que le eran ajenos. Sin embargo, sólo estuvo un año en la universidad.


En su época universitaria Poe tiene contacto con el juego y el alcohol, lo que hace que gaste más dinero del que le envía su padre adoptivo, por lo que éste termina dejándole a  su suerte luego de llevar una mala relación por años. Entonces se decide por la carrera militar que al menos le daba algo de sustento, sirviendo durante dos años en el ejército con un nombre y edad falsos, siendo luego licenciado con la condición de que ingresara a la academia militar de West Point, en la cual sólo estuvo unos meses, ya que la vida militar no era para él. Sin embargo, es importante notar que para esa fecha ya tiene publicados tres libros de poemas y a penas cuenta con 22 años.


Poe se va a vivir con la hermana viuda de su padre y su joven hija, intentando hacerse de un nombre como escritor y vivir de esto, cosa inédita en una época donde la literatura sólo era un pasatiempo de gente que tenía un soporte económico que les permitía dedicarse al arte. Sin embargo, Poe tiene relativo éxito en su cometido y trabaja para diferentes periódicos como periodista, editor y publicando sus poemas, cuentos cortos y algunas novelas. También por ese tiempo contrae matrimonio con su prima de 13 años Virginia Clemm, teniendo él 26 años, lo que hasta el día de hoy genera especulaciones entre sus biógrafos.

Virginia Clemm

Nunca ha quedado muy claro el talante de la relación entre Poe y Virginia, aunque algunos desestiman que en algún momento existiera cualquier tipo de intimidad sexual entre los dos; primero porque ella era casi una niña, siendo para Poe más una musa poética que una compañía romántica. Luego, debido a la enfermedad que ella contrae y que le llevará a la tumba, las posibilidades de que hayan tenido una vida sexual real son aún menores.


En tanto en el ámbito profesional, Poe hace muchos enemigos, en especial debido a que es un crítico literario lapidario y, en algunos casos, se le acusa de ser mezquino al tratar mal las obras de escritores que están en su contra o de quienes él cree que pueden hacerle sombra. Pero, a pesar de esto, Poe se vuelve alguien nacionalmente conocido y se comienza a escuchar su nombre en Inglaterra y Francia. Cada una de las publicaciones para las que trabajó aumentó sus ventas gracias a su participación.


Sin embargo, el éxito no se traducía en lo económico significativamente ni en lo personal, pues nunca ganó mucho dinero por sus obras y pronto la tragedia se presentó en su familia. La joven Virginia comenzó a mostrar los primeros síntomas de tuberculosis, comenzando una larga agonía en la que es cuidada por un Poe que se deja caer cada vez más en la melancolía y alcoholismo. Por las noches, mientras escucha la trabajosa respiración de su esposa, se enfrasca en escribir lo que serían sus mayores obras, siendo la más grande el poema “El Cuervo” de 1945.


El 30 de enero de 1947 muere Virginia Clemm Poe de tuberculosis, dejando a su esposo sin una de las pocas cosas que evitan que se entregue a un camino de autodestrucción.
En los dos años siguientes Poe irá a la deriva, consumido por su alcoholismo y buscando alguna mujer con la cual casarse y encontrar un cable a tierra que lo salve de sí mismo. Obviamente no lo consigue y muere como he relatado al principio, de una manera tan sórdida y misteriosa que él mismo pudo haber sido el autor del relato de su final.


Poe se ha transformado en el prototipo del escritor maldito y atormentado por sus demonios; un personaje oscuro y taciturno que sólo logra desahogar su dolor a través de la escritura, como una especie de "emo" del siglo XIX. Ahora, es obvio que esto es sólo una caricatura y no abarca la complejidad de una personalidad como la de Poe. Lo que sí podemos asegurar es que él fue un escritor pionero en algunos temas, sobrepasando en todo a quienes lo inspiraron.


En cuanto a sus relatos, Poe tuvo referentes en los escritores de fantasía gótica, como Walpole, Lewis, Maturin y Hoffmann, pero también de su conciudadano Washington Irving (conocido por el cuento del Jinete sin Cabeza) o a los poetas románticos como Byron, Shelley y Keats. Por otro lado, era un hombre interesado en la ciencia, siendo asiduo a lecturas como Newton, Kepler y Laplace. Todos estos alimentaron su imaginación, haciendo que sus historias fueran mucho más elaboradas que las que hasta ese momento se venían dando en el ámbito del terror gótico.


Los cuentos macabros de Poe son una colección de historias de terror que nos sorprenden por su tono oscuro y profundamente psicológico. Hay en ellas una obsesión por la muerte, no siendo esta matizada por ninguna esperanza de una vida en el Más Allá, sino sólo la desesperación frente a un final incierto. También está presente casi de forma obsesiva la culpa que atormenta a los personajes de Poe llevándoles a la locura, las atmosferas opresivas y claustrofóbicas, abuso de alcohol (era que no) y el deseo de venganza. 


Otros de las grandes innovaciones de Poe es la novela detectivesca, donde también crea el modelo del detective moderno: el Chavalier Auguste Dupin, quien se vale de su inteligencia y métodos científicos para resolver crímenes, siendo protagonista de tres historias y el antepasado directo de Holmes, Poirot, Miss Marple y todos los detectives que vinieron luego.
En tanto, en la poesía, que fue el primer amor literario de Poe, hay opiniones divididas. Hay quienes lo ponen entre los mejores poetas de habla inglesa del siglo XIX, mientras que otros no le otorgan ningún valor a sus versos. Yo en esto no soy muy entendido, pero debo decir que alguien que escribe un poema como “El Cuervo” algo de talento debió tener.


Ahora, si no conoces a Poe y quieres acercarte a su obra ¿Qué hacer? ¿Por dónde empezar? Primero, debemos tener presente que estamos separados por más de 150 años de su obra, por lo que para el lector moderno puede parecer engorrosa y poco entendible. Además, está la crítica de que no asusta, por lo que nuevamente hay que recalcar que era otra época y que no todo puede ser onomatopeyas escritas con mayúscula, vampiros adolescentes que brillan, falsos documentales sobre lugares embrujados o mujeres sonámbulas que caminan de noche mientras son grabadas por cámaras de seguridad.


Por lo mismo, si no se sienten preparados para leer, siempre hay otras opciones. En Youtube pueden encontrar cuentos relatados de forma maravillosa. Los hay en ingles con subtítulos, como los que hizo Vincent Price.


O también en castellano, en especial los contados por el brillante escritor argentino Alberto Laiseca.


Hollywood siempre fue permeable a la influencia de Poe, habiendo versiones muy antiguas, como un corto de 1914 llamado “La Conciencia Vengadora” basado en “El Corazón Delator” y “Anabelle Lee”. Luego, en 1928 se hace la primera versión muda de “La Caída de la Casa Usher”.
Para 1932 se realiza una adaptación de “Los Crímenes de la Calle Morgue”, historia detectivesca en la que aparece Dupin y, en el papel del villano, el primer Drácula: Béla Lugosi.


En 1934 dos grandes del cine de terror se unen para llevar a la pantalla “El Gato Negro”, Béla Lugosi y Boris Karloff. Conocida también como “Satanás”, esta película mezcla el cuento de Poe con una estética moderna y fotografía inspirada en el impresionismo alemán.


Lugosi y Karloff repiten nuevamente en un filme que no toma ninguna historia de Poe, sino muchas de ellas. “El Cuervo” muestra a un doctor loco obsesionado con las obras de Poe que quiere hacer realidad los relatos de su autor favorito.


Para los años 60, el director Roger Corman se avoca a la tarea de hacer ocho adaptaciones de Poe, la mayoría con la participación de Vincent Price, quien queda para siempre asociado a la obra de Poe. Además, algunos de los guiones fueron adaptados por el escritor Richard Matheson, famoso por su novela “Soy Leyenda”. De estos ocho filmes podemos destacar:
En 1960 se estrenó “House of Usher”, basado libremente en el cuento “La Caída de la Casa Usher”, en que se hace varios cambios y se introduce un romance ajeno a la versión original.


“El Pozo y el Péndulo” se estrenó en 1961, el cual se basa en uno de los cuentos más góticos de Poe, en que la Inquisición Española tiene un papel importante.


“Cuentos de Terror” de 1962 es una película dividida  en tres segmentos, en que cada uno se basa en un cuento de Poe, siendo estos “Morella”, “El Gato Negro” y “El Extraño Caso del Sr. Valdemar”.


De 1963 es una historia que toma elementos del poema “El Cuervo”. “The Raven” tiene todos los ingredientes de la historia original, ampliándolos.


“La Máscara de la Muerte Roja” de 1964 nos cuenta la historia de un Rey que se encierra en un castillo con sus nobles para sobrevivir de una peste.


Ahora, hay una película de 2012 llamada “The Raven” y que dice basarse en Poe, pero les advierto que no la vean.


Algo que no podemos dejar pasar a la hora de entrar en contacto con Poe es la oportunidad de leer “El Cuervo” en su idioma original, pues como poema es ahí donde apreciamos el ritmo musical de sus versos. También se pueden encontrar en Youtuve varias lecturas dramáticas hechos por grandes actores como el ya mencionado Vincent Price, Christopher Lee, James Earl Jones o una hermosa versión cantada de la banda holandesa Omnia.


Pero este poema no sólo ha sido declamado por grandes voces, sino también teatralizado, siendo quiza una de las versiones más extrañas y originales la de "Los Simpsons" en su primera entrega del especial de Halloween.


Y en la música Poe también ha tenido especial influencia, pues muchos le han dedicado piezas a él y sus obras. Sólo por poner dos ejemplos, tenemos la banda de power metal Iron Maiden, quienes tienen un tema llamado “Murders in the Rue Morgue”.


Así como en nuestro idioma, la banda de power metal sinfónico Opera Magna sacó un disco completo dedicado a Poe y su obra.


Si me preguntan cómo podemos medir la importancia de un autor, creo que se puede a través de su legado;  de cuántos se ven tocados por su obra y esta los inspira al escribir. Con Poe se puede hacer un simple ejercicio para entender cuánto abarca su influencia sin tener que enumerar un montón de autores. Si lo tomamos por el terror moderno, hoy todos hacemos referencias  en cine y literatura a H.P. Lovecraft, quien a su vez se inspiró en los cuentos de Poe. La novela policial tiene como uno de sus referentes del siglo XX a Agatha Christie, quien tomó inspiración de Conan Doyle, y este a su vez de Poe. La ciencia ficción maduró gracias a las historias de H.G. Wells y Julio Verne, quienes tenían como referente a Poe.


Ahora, en cosas mucho más modernas, si vez una película de Tim Burton (las buenas, obviamente) tienes a Poe. Neil Gaiman usa muchos elementos de Poe, y otros directores y escritores actuales no niegan que lo macabro y misterioso les llegó a través de Edgar Allan Poe.
Hay un corazón que late debajo del piso de la sala, mientras en una repisa se puede ver una cajita con los dientes blancos de una chica enterrada hace poco. En la habitación de arriba está Valdemar, muerto sin poder morir; mientras en la sala continua a la nuestra, Roderick Usher sufre los efectos de opio y desvaría por su hermana que fue enterrada viva. Nosotros, adormilados, leemos un volumen de olvidado saber, vigilados por un cuervo que nos mira desde el busto de Palas sobre el dintel de la puerta, y sus ojos tienen la apariencia de los de un demonio que sueña. Todo lo anterior es parte de lo que Poe es, atormentado y genial; un hombre que transformó su dolor en una fuerza creadora, como haría luego Van Gogh en sus pinturas. Gracias a él la literatura nunca más volvió a ser lo mismo.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario