viernes, octubre 30, 2015

Cine Z para Halloween


Dentro del mundo del cine, pero especialmente en el terror, tenemos una clase de películas que no son recordadas principalmente por su calidad. Algunos piensan que el presupuesto es determinante a la hora de decidir si una película será considerada buena, pero esto no es cierto; tenemos casos como “Halloween” de Carpenter, “La noche de los Muertos Vivientes” de Romero o “Las Colinas tienen Ojos” de Craven en que se hicieron clásicos del horror con muy poco dinero. No obstante, dentro de las malas películas, hay de distintos tipos: tenemos las que sencillamente responden a un deseo de contar una historia, pero que no cuentan con los recursos ni técnicos o económicos para ello; aquellas que simplemente fallan en su planteamiento y son aburridas; o algunas que son excesivamente ambiciosas, contando con todos los recursos y efectos especiales, pero sus historias son del todo mediocres. No obstante, dentro de estas malas películas, hay algunas que en vez de ganarse el odio del público, terminan siendo recordadas como leyendas del cine Z; cintas que son tan malas que terminan siendo buenas. Por ello, si te gusta lo grotesco y ridículo para tu noche de Halloween, prepara las palomitas, las gaseosas (o cervezas) y ponte cómodo.

Reconocido como uno de los peores directores de cine de la historia, Ed Wood fue un personaje que se mereció por sí solo una película acerca de su vida, la cual fue realizada por Tim Burton. No obstante, de todos los bodrios producidos en la carrera de este director, el más recordado de todos es “Plan 9 from Outer Space” de 1956. Esta película tiene una trama rarísima, en la cual unos extraterrestres deciden acabar con la raza humana transformando a los muertos de los cementerios en zombis asesinos. En esta película se ven imágenes de archivo de Béla Lugosi, quien ya había muerto para cuando se rodó la película, por lo que hay otras en que es interpretado por otro actor más alto que tapa su cara con la capa. Sólo como datos divertidos tenemos que la película fue financiada por la Iglesia Bautista, tiene serios errores de continuidad (en una escena se pasa de día a noche y de vuelta así como así) y los escenarios son notoriamente hechos de cartón.


En 1966 nos encontramos con otra joya llamada “Manos: The Hand of Fates”. Fue escrita, producida y dirigida por Hal Warren, un vendedor de fertilizante que quería ganar una apuesta, gastando apenas 19.000 dólares en el rodaje. La película trata acerca de una familia que se pierde en Texas y va a parar a en las garras de un culto satánico. Entre otros detalles, el film se gravó con una cámara que sólo podía gravar 32 segundos continuados, los actores eran aficionados de una compañía local y tuvo que ser doblada en su totalidad en la post producción por solo 4 personas. Para muchos, la película más mala del cine de terror.


¿Cuál es la cosa menos aterradora que existe? Bueno, hay varias, pero estoy seguro de que si hacemos una lista de ellas, una serían los conejos. Pues los realizadores de “Night of the Lepus” (1972) pensaron que unos conejos de cola mullida podían ser lo más horroroso del mundo. En un pueblo cualquiera esos simpáticos roedores se han vuelto una plaga, así que en vez de eliminarlos, deciden experimentar genéticamente con ellos para que no puedan reproducirse. No obstante, un error hace que se vuelvan gigantes y quieran comerse a la gente… y aunque no lo crean, esta historia está basada en un libro. Esta es una de muchas películas en que se usaron animales como villanos, entre ellos ranas, hormigas, ratas, etc. La mayoría fue un bodrio.


Sin duda, la película mas aterradora de la década (y posiblemente de la historia) es “El Exorcista”, dirigida por William Friedkin y adaptada de un libro de William Peter Blatty, pero lo que pocos conocen es que tiene una versión hecha en Turquía. Un año después de la original, se rodó este filme turco, llamado “Seytan”, que sigue exactamente la misma historia (incluso con las mismas escenas), solo cambiando algunos detalles como los nombres y la religión de los exorcistas (acá son musulmanes). Cualquiera que la ve piensa que es una broma, pero se trata de una película seria, hecha en un país donde el copyright era un concepto raro y sin sentido.


Una de esas joyas del cine Z que, de tan mala, llegó a ser buena es “The Attack of the Killer Tomatoes” de 1978. Es tan radícula cómo su nombre lo indica, pues se trata de unos tomates modificados genéticamente que comienzan a matar gente, por lo que el ejército de Estados Unidos reúne a un equipo de élite para encargarse de ellos. Si bien la película pretendía ser una comedia de terror, fue más allá en su intención y terminó peleando el puesto de peor cinta de la historia con “Plan 9 from Outer Space” y “Mano: The Hand of Fate”.


Pero si hay una década que se precia de tener una miríada de cine de terror de muy mala calidad son los 80’s. Además, entre las películas de presupuesto bajo nació una nueva manera de llamar la atención del público: el sexo. La verdad es que siempre el terror ha tenido cierta relación con el erotismo, desde las chicas en camisones de Drácula; sin embargo, a finales de los 70’s y durante todos los 80’s, el terror se emparentó con el porno softcore.


Que la primera película de una saga haya sido un éxito, no asegura para nada que el resto tengan la misma calidad. Esto incluso se da en el caso de “Tiburon”, que fue un excelente film de la mano de Spielberg, pero que que se desperfiló totalmente con “Tiburón 3D”. El nombre responde a que se trata de la tercera película y, además, que tiene escenas en 3D. No obstante, en cuanto a su argumento, tiene poca o nada que ver con las dos anteriores, tratándose de un parque acuático que se ve atacado por un escualo de grandes proporciones. Las actuaciones son malas y el 3D es risible.


Una famosa productora de la los ochentas fue Troma (que aún existe), la cual nos trajo películas con un sello propio, extravagantes y hechas con más entusiasmo que talento. De todas, la más conocida es la saga de “El Vengador Tóxico”, el cual sería un gran referente para el tema que estamos tratando, pero en esta ocasión nos quedaremos con una obra más oscura: “Redneck Zombies”. El argumento de la película no es en nada nuevo, con unos residuos nucleares que transforman a unos palurdos en zombis y un grupo de turistas que serán sus víctimas. Gore de la peor calidad, pero hecho con amor.


De 1988 es un raro film que más de alguno recordará si vivió esos años. “Rat Man” o “La Rata Humana” nos mostraba la historia de un engendro venido del Caribe, el cual era un híbrido entre roedor y humano; un enano peludo que tenía debilidad por la carne humana y las chicas rubias. Esta es una película de terror italiana llamada originalmente “Quella Villa in Fondo al Parco”, y en ella participó Nelson de la Rosa, un dominicano que sólo medía 54 cms, quien se transformó en una celebridad mundial, participando luego en otras producciones como “La Isla de Doctor Moreau” y en el video musical “Coolo” del dúo argentino Illya Kuryaki and the Valderramas.


En busca de nuevas formas de causar miedo, en los 80’s nació el subgénero de las criaturas, del cual podemos nombrar películas como “Gremlins” y “Critters”; pero por lo mala que es, acá incluiremos a la segunda parte de una saga acerca de duendes. “Troll 2” es una producción italo-americana que no tiene ninguna relación con la primera parte y que se ha vuelto de culto por lo tonto de su historia y las malas actuaciones. Una familia arriba a un pueblo llamado Nilbog, el cual en realidad está habitado por goblins, criaturas del bosque que transforman a los humanos en plantas para poder comérselos.


Pero hay sagas que desde un principio nos parecen ridículas, pero igual las amamos por eso. Este es el caso de la serie de películas “Leprechaun”, que nos muestra al típico duende irlandés con su traje verde y una hoya de oro al final del arcoíris, transformado en un monstruo que asesina adolescentes. Esta saga carece absolutamente de pudor, pues todo lo que se les ocurrió lo incluyeron, ya sea una aventura en el espacio (bueno, a Jason Voorghes también le hicieron lo mismo) o enfrentado a bandas de raperos de los suburbios. No obstante, hay que ser justo y mencionar que al menos dos buenos actores pasaron por esta franquicia; el principal es Warwick Davis, famoso por dar vida ewok Wicket y a aspirante a mago Willow, y la otra es una joven Jennifer Aniston, quien al tiempo se haría famosa con la serie “Friends”.


Lo otro que es muy común en el cine Z es copiar un concepto exitoso, pero no emular la calidad de éste. Ya lo vimos en el exorcista turco, pero también pasa en occidente, sólo que con menos descaro. La historia de un asesino que se encarna en un muñeco fue la premisa que nos mostró “Child’s Play”, más conocida como Chucky; la cual fue degenerando a medida que aparecían nuevas películas de la franquicia. No obstante, tenemos la versión de bajo presupuesto, llamada “La venganza de Pinocho” (1996), la cual bajo ningún punto de vista puede ser tomada en serio.


¿Puede haber algo más ridículo que imaginarse un monstruo hecho de mierda? “Monsturd” de 2003 nos relata la historia de un asesino psicópata, que es atrapado en una planta de tratamiento de aguas servidas, lo que coincide con un accidente en un laboratorio genético y ¡Voilà! Tenemos un hermoso monstruo de excremento. Este escatológico filme en algunos países fue titulado como “El Ataque de la Montaña de Mierda”.


Muy parecida a la anterior, siendo un nuevo plagio de Chucky, tenemos a “The Gingerdead Man” de 2005, en que la madre de un psicópata asesinado mezcla su sangre con masa para hacer galletas de jengibre, resultando de esto la versión malvada de la galletita de Shrek.


Y si los muñecos, mierda y galletas no son suficiente, tenemos un pavo; pero no cualquiera, sino uno que quiere vengar a sus congéneres asesinados en la fiesta de Acción de Gracias. “Thankskilling” (un juego de palabras que ya da miedo) de 2007 nos muestra a este asesino despiadado y emplumado, teniendo dos continuaciones. Increíble.


¿Recuerdan la película de los conejos carnívoros gigantes? Pues creo que en nuestra lista de animales poco apropiados para villanos también aparecerían las ovejas. No obstante, esto les valió verga a los realizadores de “Black Sheep” de 2009, en que unas ovejas genéticamente modificadas matan a todo el mundo.


¿Saben cual es una de las mejores películas de ataque de animales? Además de “Tiburón”, tenemos “Los Pájaros” de Hichtcock, lo que demuestra que una idea que en un principio suena rara o, de frentón ridícula, puede ser una genialidad en manos de un realizador de marca mayor. La última película de esta reseña es todo lo contrario, aunque usa el mismo tipo de animales que Hichtcock. “Birdemic” de 2010, nos muestra el ataque de unos pájaros digitales que no pueden ser más falsos, con actuaciones malas y una fotografía digna de la peor cámara cacera.


Aquí, más que en todos los recuentos que he hecho a raíz de Halloween, puedo asegurar que hay miles de otras películas que podrían estar en la lista, pero sólo puso algunas; las que consideré más representativas. Si recuerdas otras, por favor inclúyelas en los comentarios.

Que tengan todos un feliz Halloween.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario