miércoles, octubre 21, 2015

Playlist de Halloween (Parte 2)


La década de los 70’s marcó un cambio con respecto a lo que se venía gestando culturalmente. Después de los soñadores 60’s, los 70’s fueron un despertar abrupto a la realidad, lo que devino en los cínicos 80’s. Esto hizo que el terror se volviera más oscuro y crudo, así como también las melodías que lo acompañaban.

Una muestra de lo anterior es el cantante que veremos a continuación. Muy pocos artistas pueden compararse a Alice Cooper (que aunque no lo crean, es hijo de un pastor protestante), ya que ha influido a diferentes artistas, y no solo en la música. Histriónico y siniestro, la mayoría de las canciones de Cooper son maravillosas para Halloween, pero hoy nos quedaremos con “Ballad of Dwight Fry” de 1971, una oda a la locura que Cooper sabe interpretar con maestría.



Como dije, para los 70’s la forma en que nos asustamos cambió, y una de las que iniciaron la nueva etapa en el terror fue la película “El Exorcista” de 1973. Cuidado en todos los aspectos, este film está pensada para aterrar a su público no sólo con las imagenes y la historia, sino también con el sonido. Como ejemplo, en las escenas de exorcismo se incluyó el zumbido de un avispero para hacerlas más opresivas. Pero lo que más recordamos es la canción principal, llamada “Campanas Tubulares” del compositor Mike Oldfield. Esta melodía en verdad no tiene mucho de terrorífica, pero por la asociación que se ha hecho con el film ha terminado aterrando a muchos con solo escuchar sus primeras notas.


Otra película que, por su tema, pudo haber sido un bodrio acerca de ataques de tiburones (recuerden las últimas películas que se han hecho al respecto), resultó al final ser uno de los más grandes clásicos del terror, provocando que muchas personas dejaran de bañarse en el mar por mucho tiempo. Pero en “Tiburón” de 1975, uno de los detalles más importante es que el monstruo casi no se ve, y sólo sabemos que está ahí por la siniestra melodía compuesta por John Williams.


El género de los musicales ha pasado por altos y bajos, teniendo el esplendoroso glamur de los 40’s y 50’s como su época dorada. No obstante, en los 70’s también se hicieron cosas, algunas bastante transgresoras; aunque de todas la más, sin ninguna duda, fue “The Rocky Horror Show” de 1975. Esta sátira con monstruos y científicos locos travestidos aún en la actualidad tiene un montón de seguidores, contando con temas muy recomendables para la Noche de Brujas. De todos ellos, nos quedamos con uno de los más característicos: “Time Warp”.


Una canción que fue pensada para expresar toda la malignidad del demonio es “Ave Satanis” de 1976, tema principal de la trilogía “La Profecía” (“The Omen”), que trata acerca de la ascensión del Anticristo. A cargo del compositor Jerry Goldsmith, la idea fue hacer una versión oscura del canto gregoriano, con una letra en latín que invierte el sentido de los himnos sacros. El resultado es extraordinario y pone los pelos de punta.


“(Don’t Fear) The Reaper” de 1976 fue una de las canciones más famosas de la banda de rock “Blue Öyster Cult”, la cual ha sido tomado en varias ocasiones para filmes y series de terror. Este tema nos habla acerca de la Parca y cómo no debemos temerle; aunque paradójicamente, lo pueden escuchar en la introducción de la miniserie “The Stand” que adapta la novela del mismo nombre de Stephen King o en la serie “Supernatural”, ambas de terror.


Pero no todo era rock en los 70’s, ya que en los clubes de baile se empezó a generar una nueva corriente musical, conocida como la onda disco. Si bien hablamos de un estilo de música alegre, pensado especialmente para la celebración, hay una canción que por su tema es perfecta para ser tocada en Halloween. Hablo de “I’m your Boogie Man” de la banda KC and the Sunshine Band, en que nos menciona al boogie man, un personaje anglosajón semejante al coco o el viejo del saco.


Dentro del subgénero de los slasher, una de las mejores películas es el clásico de John Carpenter “Halloween” de 1978, el cual tiene un asesino enmascarado, jovencitos listos para ser masacrados, y hasta un nombre ad-hoc con la víspera de Todos los Santos. Su tema central, de autoría del mismo Carpenter, debe ser uno de los más característicos del cine de terror.


Inspirados por la teatralidad de Alice Cooper, pero con la fuerza de la música Punk de los 70’s, la banda Misfits son oficialmente un grupo musical de Punk Horror, con su caras pintadas como zombis y letras terroríficas en sus canciones. De ellos tomaremos su canción de 1978 “Night of the Living Dead”, inspirada en el clásico de zombis de George Romero.


Se han hecho muchas canciones acerca de vampiros, pero pocas de hombres lobo. Una excepción es el tema de Warren Zavon “Werewolf of London”, el cual apareció en 1978. Una excelente canción para practicar nuestro aullido.


Por esa época también comenzó la movida gótica, siendo uno de sus grupos pioneros los ingleses Bauhaus, quienes en 1979 nos trajeron una de las mejores canciones de vampiros. “Bela Lugosi’s Dead” es oscura y sexy, lo cual engloba a la perfección el arquetipo asociado con los vampiros. El tema fue usado en la película “El Ansia”, donde la banda hace un cameo.


En 1982 la banda de power metal Iron Maiden presentó uno de sus discos más populares, que contaba con el sugerente nombre de “The Number of the Beast” (“El Número de la Bestia”), debido al cual nunca la banda de Eddie se ha podido sacar de encima el cartel de Satánico. De este disco, obviamente, lo más recordado es su single homónimo. No obstante, uno de los mas terroríficos, en especial por estar basado en una película de culto como “El Pueblo de los Malditos”, es “Children of the Damned”.


Pero los 80’s fue una época dorada para la música pop, contando con sus más grandes cultores que se han mantenido como estrellas hasta la actualidad. El rey de este género musical es el fallecido Michael Jackson (sí, está muerto. No importa lo que digan los conspiranoicos), quien en  1982 nos entregó lo que puede ser uno de los videoclip mejor hechos de la historia. Basado en las películas de terror de los 50’s, con hombres lobo, zombis y la narración de Vincent Price, “Thriller” es obligatorio en cualquier fiesta de Halloween que se precie de tal.


Separado de la banda que le dio fama, Black Sabbath, el cantante Ozzy Osbourne supo reinventarse para volver como uno de los dioses del metal. En 1983 nos trajo una canción que habla de un monstruo que asola una campiña, llamada “Bark at the Moon”, para la cual también gravó un videoclip donde parodia la historia de Jekyll y Hyde. No puede haber un Halloween sin Ozzy.


Una livianita, pero que está relacionada intrínsecamente con la Noche de Brujas es el tema principal de la cinta “Los Cazafantasmas”, del cantante Ray Parker Jr. Con uno de los videoclip más ochenteros de la historia, con luces de neón y cameos de estrellas de la época, muchos lo recordaos con cariño de nuestra niñez.


En 1984 el hace poco fallecido director Wes Craven nos produjo insomnio con su película “Pesadilla en la Calle Elm”, en que nos mostraba cómo un grupo de adolescentes eran mortificados en sus sueños por el espectro de un psicópata con la cara achicharrada llamado Freddy Krueger, quien se transformó en el icono del terror de su década. En cuanto a la música, la banda sonora no es tan importante y la verdad es que nadie recuerda alguna de sus canciones, a excepción de una en especial aterradora, cantada por unas niñas que juegan a saltar la cuerda y que te pone los pelos de punta.


Hasta este momento no había nombrado ninguna canción en nuestro idioma, pero en 1984 la banda de new wave española La Unión nos presenta “Lobo Hombre en Paris”, que nos cuenta la historia de un pobre lobo que se vuelve humano y tiene que tratar de vivir entre nosotros.


El heavy metal derivó en varias corrientes que partieron de la original, siendo una de las más duras para los 80’s el thrash metal, que tuvo como principales cultores a la banda Metallica. Hay muchas canciones de este grupo que calzan a la perfección con lo que estamos reseñando, pero la mejor de esa época es sin duda la pieza instrumental de 1984 “The Call of Ktulu”, inspirada por la famosa obra del maestro H. P. Lovecraft. Se trata de una canción ominosa, perfecta de principio a fin.


Volviendo al género del musical, uno de los compositores que más éxito le ha aportado con sus obras es el británico Andrew Lloyd Webber, quien a su haber tiene musicales como “Jesucristo Superstar”, “Evita” y “Cats”. No obstante, en 1986 volvió a darle al ganador con “El Fantasma de la Opera”, basada en la novela de 1910 de Gastón Leroux. Su canción principal, interpretada por el Fantasma y la Christine Daaé, es famosa por su talante gótico, por el cual ha sido versionada par varias bandas de rock, en especial por el grupo finés Nightwish.


Cerramos los 80’s con la banda que empezó la movida punk en Nueva York. The Ramones en 1989 participaron en la banda sonora de la película “Cementerio de Mascotas”, basada en la novela homónima de Stephen King. Fue el mismo King, fanático de la banda, quien les pidió que hicieran la canción para la película, la cual terminó siendo un tema que mezcla el terror con un sentido del humor negro.


Como me temía, esto no va a terminar acá, pues aun no quedan todos los 90’s y el principio de este siglo. Como siempre, si crees que hay otro tema que piensas que debe incluirse, déjalo en los comentarios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario