viernes, octubre 16, 2015

Rol: Prometeos: Los Creados


Los tres primeros juegos de NMdT fueron el primer intento por crear algo que se distanciara de  los juegos del AMdT, con aciertos y errores, como ya hemos visto. Entonces, con versiones para los tres grandes, la pregunta obvia es ¿qué hacer a continuación? Prodigiosamente como respuesta apareció “Prometeos: Los Creados”.


Esta es una historia que se ha repetido varias veces a lo largo de los milenios, variando en algunos detalles, pero siendo en la médula siempre la misma. Un humano, hombre o mujer, llevado por la pena, el amor, la búsqueda de poder, la venganza, el deseo de conocimiento o lo que sea, toma los restos de un cadáver y, valiéndose de un conocimiento arcano al que se conoce como Opus Magnum o Gran Obra, le da nuevamente vida, o más bien una imitación de ella. La criatura que se levanta de ese proceso es un cadáver animado por un Fuego Sagrado de vida que es prerrogativa divina, pero esos mortales lo robaron y lo usaron para crearlos. Es por eso, en recuerdo de la leyenda del titán que robó el fuego a los dioses para entregárselo a los hombres, que estos seres artificiales tienen el nombre de prometeos.


Si bien fue un humano (conocido como demiurgo) el primero en realizar el proceso de creación de un prometeo, este primer ser artificial comenzó a crear otros como él, ya sea por soledad o por un misterioso impulso, dando origen a linajes que tienen a estos primeros prometeos como antepasados.
Los prometeos son criaturas con una vida antinatural, lo cual hace que la naturaleza sienta cierta repulsión por ellos, pues donde se asientan, las plantas se marchitan, los animales no viven y los humanos se sienten incómodas. Incluso, a pesar de que son capaces de hacerse pasar por humanos, muy en el fondo nuestra psiquis sabe que hay algo malo con esos extraños. Este efecto es conocido como Desasosiego.  No obstante, los prometeos son capaces presentar una apariencia normal, escondiendo su verdadera faz, la cual cambia según el linaje al que pertenecen.


Por otro lado, los prometeos también sufren de un efecto llamado Tormento, que deriva del hecho de que están desbalanceados en cuanto a los diferentes humores que rigen su temperamentos. Explicando mejor esto, había teorías medievales que hablaban de los humores, que son sustancias que determinan nuestros sentimientos, por lo que un exceso de alguna nos desbalanceaba psíquicamente. Por ejemplo, la bilis tenía que ver con la cólera y se presentaba en las personas iracundas. El Tormento de un prometeo depende de su linaje.


Pero hay una esperanza para estas criaturas, y esta es la de llegar a transformarse en humanos. El largo camino hasta conseguir su humanidad es conocido como La Peregrinación. Durante esta Peregrinación, un prometeo a lo menos debe crear una vez a un ser como él, entregándole parte del fuego sagrado que él posee; pero a veces ocurre que el proceso de creación falla, generando criaturas defectuosas, dementes y malvadas que son conocidas como pandoras.


Ahora, según quién es el prometeo que inicio los linajes, estos son:
- Frankenstein (Los Miseros): descendientes del monstruo creado por Viktor Frankenstein, están hechos con partes de diferentes cuerpos y son sumamente fuertes.
- Galateas (Musas): creados a partir de las partes más hermosas de varios cuerpos, descienden de Galatea, creada por el griego Pigmaleón.
- Osiris (Nefri): descendientes de Osiris, quien fue despedazado por su hermano Set y reconstruido y revivido por Isis.
- Tammuz (Gólems): Creados a partir de partes de cadáveres y barro, son los descendientes del gólem creado por los sacerdotes babilónicos.
- Ulgan (Cuervos): seres nacidos de los cuerpos destrozados por el ataque de un espíritu, los cuales se levantan debido al ectoplasma en sus heridas.


Además, cada uno de  los prometeos debe elegir un refinamiento, que es la forma en que entiende y practican la Gran Obra u Opus Magnum, el principio de la existencia de los prometeos, lo cual de paso les permite aprender ciertos poderes especiales, conocidos como Transmutaciones.
- Aurum (Oro): el refinamiento que enseña cómo hacerse pasar por humano. Quienes lo siguen son conocidos como imitadores.
- Cuprum (Cobre): el refinamiento que enseña a superar el Tormento. Los que siguen esta filosofía son llamados parias.
- Ferrum (Hierro): el refinamiento que busca la fortificación del cuerpo. Los seguidores de este refinamiento son llamados titanes.
- Mercurius (Mercurio): el refinamiento que enseña a controlar el fuego Divino que da vida a los prometeos. Sus seguidores son conocidos como ofidios.
- Stannum (Estaño): el refinamiento que enseña a manejar el poder del Tormento, usándolo para la venganza. Estos prometeos son conocidos como furias.


De todos los juegos salidos hasta ese momento para NMdT, éste era la prueba de fuego, pues se trata del primero que se creaba de cero. Ahora, muchos podrían decir que esto le daba una ventaja por sobre los anteriores, ya que no había antecedente con el cual contrastarlo, pero yo creo que lo anterior funciona al revés. Tener ya un juego anterior en base al cual trabajar te ayuda a saber qué cambiar, qué cosas mantener y cuál es el enfoque que se debe dar. Ahora, puede pasar que leas mal los signos y que te dejes influenciar demasiado por la versión anterior de tu juego, pero aún así, es muy complejo que al final presentes un mamarracho sin pies ni cabeza. Los juegos anteriores tienen sus falencias, y algunos no salen bien parados cuando se les compara con su antecesor, pero bajo ningún punto de vista son bodrios impresentables.


Los Creados, a pesar de no tener nada en qué basarse, salta con facilidad la valla, porque es un juego redondo, interesante, entretenido y coherente por sí mismo. Creo que la clave de un buen juego es que tome un leitmotiv y lo desarrolle de forma seria, sin ser ampuloso, pues muchos desarrolladores intentan mostrarnos su genialidad con cosas enrevesadas que sólo te hacen rascarte la cabeza y preguntarte ¿qué pretendían hacer? Por el contrario, en este juego tomaron un tópico no tocado por el AMdT, que son las criaturas creadas artificialmente, y lo juntaron con conceptos alquímicos, lo cual da una combinación satisfactoria para el trasfondo del juego.


Además, para los que nos gusta leer entre líneas, hay una trama oculta. Esta nos habla de la humanidad, la condición de tal y lo que esto significa. Acá caben las preguntas existenciales, como ¿cuál es la naturaleza del alma? ¿Nacemos con un alma, o esta debe ser ganada a través de nuestros actos? Los prometeos son criaturas atormentadas por su naturaleza antinatural, cuyo origen está en el acto de soberbia de un humano que jugaba a ser dios, y que anhelan estar realmente vivos; como reflejos oscuros del cuento de Pinocho.


“Prometeos: Los Creados” es una línea de juego cerrada, no pensada especialmente para los crossover y con un número de suplementos acotado. Esta modalidad fue experimentada con éxito ya en el AMdT, con “Demonio: La Caída” y “Orpheus”.
Si con los primeros tres juegos de NMdT me habían quedado dudas acerca de si había sido razonable crear este nuevo MdT, con “Prometeos; Los Creados” mis reservas quedaron a parte y me convencí de que esta línea puede ser original, entretenida y profunda.
Si quieres saber más de “Prometeos: Los Creados”, pincha el link de abajo.


2 comentarios:

  1. Muy buen artículo. Me encanta este juego.
    ¿Existe traducción al español del mismo?
    Al link le falta el código de cifrado para bajarlo.

    ResponderEliminar
  2. No conozco si hay traducción al castellano. Por lo menos no la he encontrado. Ya esta arreglado el Link

    ResponderEliminar