viernes, noviembre 27, 2015

Rol: Geist: Los Devora-Pecados


Después de dos semanas de ausencia en este blog por razones de fuerza mayor, hoy retomaremos los viernes de rol con un peculiar juego de edición limitada que fue el séptimo del NMdT. Hablamos “Geist: Los Devora-Pecados”.



Todos hemos escuchado historias de personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte, pero en Mundo de Tinieblas estas suelen ser aún más extremas. Imagina que te mueres y que de pronto se presenta ante ti la encarnación de la muerte como siempre pensante que sería. Puede tratarse de la clásica parca con capucha y guadaña, un ángel de luz, un espíritu totémico, etc. No obstante, esto no es la antesala del descanso eterno, sino el principio de un trato que puede acarrear una bendición y una maldición al mismo tiempo para quien acepte. Esta representación de la muerte en realidad es una clase de entidad fantasmal poderosa llamada geist (palabra alemana que puede ser considerada como espectro o algo así), mientras que el humano es conocido como ligado, pues el trato es unirse a este espectro y volver a la vida.


Pero esto no ocurre porque sí. Los pre-ligados por lo general han mostrado aptitudes de médium desde su infancia, viendo gente muerte, escuchando voces en sus cabezas, pudiendo saber cómo y cuándo alguien morirá, etc. Lo que es común es que siempre estos dones tienen que ver con la muerte, por lo cual suelen ser seres alienados a los que el resto trata de evitar. Algunos incluso han intentado hacer algo bueno con sus habilidades especiales, ayudando a resolver crímenes o contactando a personas con sus familiares que ya partieron. Pero, como es natural, ocurre que estas personas especiales también deben morir, lo cual puede desencadenar en nacimiento de un devora-pecados. Los geists fueron alguna vez fantasmas comunes y corrientes, pero ahora se han vuelto algo mucho más poderosos, en muchos casos perdiendo la personalidad inicial y la cordura. Estas entidades se sienten atraidas por los pre-ligados en el momento de su deceso porque estos siempre han estado tocados por la muerte y se da que tienen aún un gran deseo de vivir. Entonces el geist les ofrece un trato, que los devora-pecados llaman coloquialmente La Ganga, en que se les da una segunda oportunidad para vivir, a condición de que se fusionen con el geist.


Pero ¿a qué viene todo esto de devora-pecados? Pues se basa en una leyenda inglesa medieval que dice que había persona especiales que realizaban un ritual a los recién fallecidos para que sus almas descansaran en paz, comiendo pan y vino como si estos fueran los pecados del muerto. Ahora, se supone que este nombre fue adoptado porque la misión de los devora-pecados es permitir que los fantasmas sigan su camino hacia el más allá, variando la técnica según y el método seguido por el ligado y la actitud que tenga el fantasma, pues hay espíritus que embrujan lugares de forma violenta y aterradora (tipo “Terror en Amityville”) u otros que sencillamente son almas en pena con cosas pendientes. No obstante, hay una acepción más oscura para la palabra devora-pecados, y es que la mayoría de los geists no son espíritus benévolos, sino seres enloquecidos y alienados que sólo quieren volver a este mundo para dar rienda suelta a sus caóticos instintos. Por ello, el ligado en realidad lo que ha hecho es devorar los pecados del geist y hacerlos propios en el momento que aceptó el trato, intentando luego mantener a raya los horrendos impulsos que le embargan.


Como es obvio, un devora-pecados gana varias facultades sobrenaturales cuando acepta el trato, pero no por ello deja de ser humano. Sigue sufriendo daño tal cual como cualquiera y puede morir nuevamente; por lo que, para su protección, los ligados suelen reunirse en grupos conocidos como krewes. Además, existe una categorización entre los come-pecados que es determinada según las circunstancias en que ocurrió su muerte, lo cual atrae a cierto tipo de geist. Estas clases son conocidas como Umbrales y son:
- Los Rasgado: muertos por violencia. Son aquellos que han sufrido de homicidio.
- Los Silenciosos: muertos por privación, ya sea hambre, ahogamiento, deshidratación o angustia.
- Las Presas: muertos por la naturaleza. Víctimas de ataque animal o exposición a la fuerza de la naturaleza.
- Los Afligidos: muertos por enfermedad, quienes sucumbieron a cualquier patología.
- Los Olvidados: muertos por azar. Quienes estaban en el momento equivocado en el lugar menos indicado.
Los poderes que presentan los devora-pecados son conocidos como Manifestaciones, las cuales van variando según el umbral al que perteneces, ya que cada umbral favorece cierta característica llamadas llaves, que se explican como la marca de muerte que traen consigo los devora-pecados y que les permite tener acceso a los poderes sobrenaturales del geist.


Además, como es habitual a todos los juegos de NMdT, los devora-pecados recurren a una fuente de energía mística, la cual para su caso es el plasma. También cada uno responde a un arquetipo, que es como afrontan su nueva vida como ligados. Por último está la psiquis, que mide el nivel de poder espectral con que cuenta el devora-pecados, y la sinergia, que mide el control que se posee sobre los impulsos negativos del geist.
Cuando vi las primeras noticias acerca de la aparición de este juego, pensé que se trataba de la versión para NMdT de “Wraith: El Olvido”, pero estaba equivocado… a medias. Si bien se trata de un juego de fantasma, en lo que nos plantea podemos ver más líneas de coincidencia con “Momia: La Resurrección” y el incomprendido “Orpheus”. Sin embargo, lo que lo acerca a “El Olvido” es su ambientación tétrica, donde la muerte está presente en todo, consiguiendo que el juego muestre lo mejor del género de las historias macabras.


Y es que lo mayores aciertos del NMdT ocurren cuando se sacan de encima la sombra de los juegos de AMdT y comienzan a experimentar con conceptos nuevos. No se atrevieron a esto en la primera edición de los juegos principales (“Vampiro: El Requiem”, “Hombro Lobo: Los Olvidados” y “Mago: El Despertar”), pero de ahí en adelante comenzaron a plantearse cosas nuevas o maneras novedosas de revisitar tópicos antiguos. Obviamente, ser demasiado original tiene sus riesgos, por lo que los juegos que se presentaron después de los tres principales fueron de edición limitada, con una cantidad pequeña de suplementos. Pero en el caso de “Geist: Los Devora-Pecados”, sólo tenemos el manual básico y nada más, lo cual demuestra aún más el miedo que se tiene a un fracaso en las ventas.


Ahora, no creo que esto sea del todo injustificado, porque ya desde el AMdT tenemos que la popularidad de los monstruos no es igual para todos, así que era preferible tener una línea con pocos manuales a que hayan comenzado a sacar suplementos que extendieran la trama pero, al ver que no se vendían, la hayan terminado abruptamente, como lo que pasó con “Wraith: El Olvido”.
Y me temo que es aquí donde “El Olvido” y “Los Devora-Pecados” se hermanan más allá de su trama parecida. Geist es un juego muy bien planteado, con una ambientación impecable y un buen trasfondo que explique la existencia de estas criaturas, pero que inevitablemente será incomprendido y que siempre quedará en los últimos lugares de popularidad. Esto quizá se deba a que juegos con temáticas demasiado cercanas a la muerta de cierta forma agobian a los jugadores, pues suelen concentrarse más en el drama desde el punto de vista personal y dejan la aventura en un segundo plano.


Por otro lado, en esta ocasión no daré mi veredicto en cuanto a qué juego es mejor. “Wraith: El Olvido” y “Geist: Los Devora-Pecados” son juegos de fantasmas, pero que abordan el tema de formas totalmente distintas, así que sería improcedente compararlos.
¿Por qué es bueno jugar “Geist: Los Devora-Pecados”? pues porque pone un contrapunto a lo que suelen ser los juegos de NMdT; más pausado, reflexivo y de cierta forma inquietante. Las historias de fantasmas son en sí el germen primigenio del terror, y este juego le agrega una cuota de profundidad dramática a ello que se agradece.


Y tú ¿Qué harías si te dan la oportunidad de vivir de nuevo?.
Si quieres saber más de “Geist: Los Devora-Pecados”, pincha el link de abajo. Ahora, si quieres leer la reseña que hice de “Wraith: El Olvido”, pincha más abajo.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario