jueves, febrero 25, 2016

El Caballero del Gran Sombrero: Terry Pratchett


La fantasía puede tener muchas características, principalmente es épica, romántica, inspiradora, heroica y mítica, pero muy pocas veces cómica… por lo menos hasta la llegada de uno de los escritores más geniales de los últimos años, quien supo quitarle seriedad a la fantasía con sus parodias. El día de hoy hablaremos de un autor que falleció el año pasado, dejando un profundo pesar entre los aficionados a su obra. Hoy les presento al creador del Mundodisco, Terry Pratchett.

Terence David John Pratchett nació en Beaconsfield, Inglaterra, en 1948. Hijo único de David y Eileen, desde pequeño se vio atraído por leer y escribir. En la primaria comenzó a participar en una publicación de su escuela, donde publicó su primer trabajo a la edad 13 años titulado “El negocio de Hades”. En esos momentos sus mayores referentes literarios fueron H.G. Wells y Arthur Conan Doyle, aunque su estilo distaría mucho del de estos autores.


Sus estudios se orientaron hacia el periodismo, aunque dejó la escuela antes de terminarla y dedicó a trabajar en el semanario Buck Free Press, aprobando luego en el National Council un curso de formación periodística. No obstante, esta fue su segunda opción de carrera, ya que su primer amor fue la astronomía, teniendo de niño un telescopio y devorando cualquier publicación acerca del tema. Esta pasión llegó hasta el día en que supo que su pobre desempeño en matemáticas le imposibilitaría cumplir su sueño.

El primer libro publicado por Pratchett fue “The Carpet People” en 1971, el cual tuvo poca resonancia, aunque las escasas críticas que recibió le fueron muy favorables. En este libro ya Pratchett nos muestra su marcado sentido del humor, quitándole solemnidad a la fantasía, que bajo la influencia de Tolkien solía mostrarse muy compuesta a la hora de contarnos historias heroicas donde la comicidad era escasa o casi inexistente. “The Carpet People” fue reescrita por el autor en 1992, siendo en sus propias palabras “un libro con dos autores distintos que son la misma persona” debido a lo diferente que puede ser alguien cuando han pasado 20 años de su vida.


La carrera como periodista de Terry Pratchett se desarrolló principalmente en medios escritos, trabajando en varios periódicos en distintos puestos. Sin embargo, en 1981 asume el cargo de relacionador público de una central nuclear, justo en la época que ocurrió el accidente de Three Miles Island, por lo cual no le tocó un trabajo sencillo. Estaba trabajando en esto cuando publica en 1983 “El Color de la Magia”, la primera novela de la serie Mundodisco, en la cual arma la típica historia estilo Calabozos y Dragones, pero deformándola en una sátira en que se hacen numerosas referencias a los autores clásicos del género, como Tolkien y Lovecraft. Esta fue la semilla para la creación del alocado mundo plano que descansa sobre los lomos de cuatro elefantes que a su vez montan a la tortuga cósmica A’Tuin.


Ahora, no es menor la creación de este mundo paródico por parte de Pratchett, pues gracias a él consiguió ser el segundo escritor con más ventas a nivel mundial de nacionalidad inglesa, sólo sobrepasado por J. K. Rowling. La inteligente comedia que maneja Pratchett en sus obras es refrescante, tomando todo aquello que nos es familiar del género de fantasía, riéndose de ello y haciéndoles un homenaje a grandes escritores. No obstante, detrás de todos los chistes, muchas veces encontramos algo más profundo, una reflexión sobre temas como la igualdad de derechos, el feminismo, el pacifismo, existencialismo, el fútbol y el fanatismo religioso, siempre ameno y con un humor típicamente británico.


Pero por desgracia, la obra de los autores suele ser asociada sólo a su vertiente más conocida, siendo Terry Pratchett mucho más que Mundodisco. Durante su larga y prolífica carrera, Pratchett escribió obras de fantasía sin relación con Mundodisco, novelas de ciencia ficción adulta, relatos dirigidos al público juvenil, y algunas colaboraciones como “Buenos Presagios” con Neil gaiman, la serie de novelas de ciencia ficción “Long Earth” junto a Stephen Baxter y “La Enciclopedia definitiva de la Fantasía” con David Pringle, entre otros.


Otro detalle notable de Pratchett fue su lado filantrópico,  ayudando a la Fundación Británica para las Conservación del Orangután, mientras que también creó un premio bianual de literatura llamado “Premio Terry Pratchett a la Primera Novela”, destinado a escritores de ficción especulativa debutantes, cuyo premio consiste un contrato con la editorial que publicaba sus libros, Transworld.
Algo que Pratchett nunca dejó fue su afición a la astronomía, aunque también tuvo un gusto especial por las ciencias naturales, siendo un gran coleccionista de plantas carnívoras. Por otro lado, el paleontólogo Richard Köhler bautizó un fósil de tortuga del eoceno como Psephophoro Terrypratchetty en su honor. Luego de su muerte, sus fans le solicitaron a la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada que al elemento de la tabla periódica número 117, el Ununsetio, se le cambie el nombre a Octarine (símbolo químico Oc), el cual es el nombre del octavo color del arcoíris en el Mundodisco, también conocido como el color de la magia.


Terry Pratchett durante su carrera recibió un sinnúmero de reconocimientos, como doctorados honorarios en varias universidades, premios como el British Book, el Locus, el Hugo el Fantasy, por nombrar algunos, además de ser nombrado por Isabel II como Caballero de la Orden del Imperio Británico, con escudo de armas incluido.


Por otro lado, también sentía gusto por la tecnología, adoptándola rápidamente como una herramienta de trabajo. Gustaba de usar internet para comunicarse con sus fans y se entretenía mucho con los videojuegos, participando en los que se crearon basados en sus obras. Siempre dijo que su videojuego favorito era “Tomb Raider”.
Por desgracia, en 2007 Terry Pratchett anunció que padecía un extraño caso de Alzheimer temprano, lo cual lo alejó de su público, aunque continuó escribiendo hasta el final y el año pasado publicó la última entrega de la serie de Mundodisco. No obstante, por esos momentos pasó por su mente la posibilidad de recurrir al suicidio asistido si su condición le llevaba a un doloroso final para él y su familia. De esta idea nació el documental “Terry Pratchett: La Elección de Morir” del realizador Charlie Russell, el cual generó una polémica entre los conservadores cristianos y los partidarios de la muerte digna.


Pratchett murió el 12 de marzo de 2015 en su casa, la cual se encuentra ubicada cerca de los monolitos de Stonehenge, acompañado por su familia. La versión oficial es que su deceso ocurrió de manera natural.


El Hombre del Gran Sombrero dejó para nosotros una extensa obra a la cual podemos revisar, siendo a todas luces su espina dorsal la seria de novelas de Mundodisco. Son 41 novelas y varios libros de compendios de diferentes tópicos que nos ayudan a completar el cuadro acerca de este alocado mundo plano. Créanme que leerlos es un verdadero deleite, por lo que cuando tomen el primer libro no se darán cuenta cuando lo terminen y querrán continuar con el siguiente.
Por otro lado, el resto de la obra de Partchett es igual de recomendable, teniendo varios trabajos de fantasía que no tienen a Mundodisco como escenario. Por mi parte, les recomiendo que lean sus obras de ciencia ficción como “El Lado Oscuro del Sol” o “Strata”, su trilogía juvenil de Johnny Maxwell y la gran colaboración con Neil Gaiman “Buenos Presagios”. No obstante, su obra es mucho más extensa que estas menciones, así que no faltarán otros títulos interesantes que leer.


Ahora, en cuanto a las adaptaciones, por alguna razón que no alcanzo a comprender, hay pocas. En el cine no se encuentra nada, sólo una colección de proyectos fallidos o dejados en espera indefinida. No obstante, en televisión podemos encontrar varias versiones audiovisuales de sus relatos, en especial de los de Mundodisco.
“Truckters” es una serie de TV de 1992 que adapta el primer libro de la Trilogía de los Nomos del escritor. La historia trata de Masklin, un nomo que busca un nuevo hogar ya que su vida se hizo insostenible en su casa al borde de la carretera. En esto llega a un centro comercial donde se encuentra a otra raza de nomos que cree, debido a los postulados de su fe religiosa, que el universo es sólo ese centro comercial y no hay nada más afuera, existiendo el problema que el lugar pronto será demolido. La sería se hizo con la técnica de animación stop motion.


“Welcome of the Discworld” es un corto animado de 1996 basado en un fragmento de la novela “The Reaped Man”, en el cual nos presentan el Mundodisco y a uno de los personajes más queridos por los fans: la Muerte. En la voz del Segador encontramos a Christopher Lee.


En 1997 se hizo otra versión animada, pero ahora una serie basada en la novela de Mundodisco “Wyrd Sisters”, en la cual conocemos a las tres brujas (basadas en las brujas que aparecen en “Macbeth” de Shakespeare) y como intervienen en una conjura por tomar el poder en el reino de Lancre.


Ese mismo año apareció “Soul Music”, otra serie que adapta la novela homónima. En ella vemos una parodia de la industria de la música y en especial de las bandas de rock, con el relato de cómo un arpista llamado Imp y Celin (palabras gaélicas que en ingles serían “Bud of the Holly”, en alusión a Buddy Holly) y su relación con la extraña desaparición de la Muerte. Acá nuevamente Christopher Lee es el Segador.


En 2007 se nos presenta la primera adaptación live action, una miniserie de dos capítulos basada en “Hogfather” (“Papá Puerco” en castellano), en la cual conocemos al Padre Puerco, el símil de Papá Noel en Mundodisco, quien es asesinado por orden de unos villanos conocidos como los Auditores, por lo que el Segador debe ocupar su lugar en la Noche de la Vigilia de los Cerdos (Noche Buena) para que la gente no pierda su fe y así el sol pueda salir al día siguiente.


“The Colour of Magic” es un telefilm de dos partes que adapta las novelas “El Color de la Magia” y “La Luz Fantástica”. En esta adaptación conocemos a sus protagonistas, el cobarde mago fracasado Rincewind, al cual le encargan ser el guía del primer turista de Mundodisco, el inocente Dosflores, lo cual los llevará a recorrer casi todo el mundo, disfrutando de alocadas aventuras. Esta miniserie cuanta con la participación de Jeremy Irons, Tim Curry y Christopher Lee nuevamente interpretando la voz de la Muerte.


La última adaptación hecha a una novela de Pratchett es "Going Postal", en la que conocemos la historia de un estafador que para salvarse de la horca se hace cargo de la oficina de correos de la ciudad Ank-Morpork, mejorando el servicio y entrando en conflicto con una empresa rival, también dirigida por otro estafador. en esta miniserie Pratchett hace un cameo como uno de los carteros.


También existen juegos de rol, videojuegos y juegos de mesa que adaptan la obra de Terry Pratchett.



El Hombre del Gran Sombrero es tan importante porque es uno de los escritores de fantasía y ciencia ficción que consiguió ser original cuando todos habían optado por copiar a Tolkien de una u otra manera. Pratchett tomó todos estos temas elevados de héroes, magia, monstruos, hadas y épica y supo reírse de ellos de una forma magistral, enseñándonos que la sátira es un ejercicio de inteligencia por sobre todo y que hacer chistes de algo es también una forma de homenaje. Por esto, te invito a leer la obra de este gran escritor con una sola advertencia: llegará un momento en que estés leyendo y no puedas evitar desternillarte de la risa, por lo que todos a tu alrededor te mirarán como si fueras un bicho raro. Esa es una de las consecuencias inevitables que sir Terry Pratchett tiene en sus lectores y por la que le estaremos eternamente agradecidos. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario