miércoles, abril 13, 2016

Abracadabra: Magos y Brujas en la Historia (Parte 9)


Primero he de pedir disculpas por estar tantos días sin actualizar el blog, pero he andado con algunos problemillas de conexión. Dicho esto, sigamos hablando de brujas y magos.
La aparición de Harry Potter no sólo significó una revisión de la imagen del mago, sino también un renacimiento del género fantástico, que comienza a ser tomado en serio por otros medios, que de paso descubrieron que existía una verdadera mina de oro en aquellas historias que podían llegar a la pantalla con una buena calidad gracias a las nuevas tecnologías de animación.

Sin embargo, antes de continuar, quiero mencionar una película que se me estaba quedando en el tintero. En 1952 el dramaturgo americano Arthur Miller escribió una afamada obra de teatro llamada “El Crisol” en la que nos muestra una dramatización de los hechos que desencadenaron la cacería de brujas en Salem. Abigail Williams es la sobrina del reverendo Samuel Parris, la que junto a otras chicas y a una esclava negra llamada Tituba van al bosque a realizar rituales para lanzar hechizos de amor sobre los chicos que les gustan, pero son sorprendidas por el reverendo. Entonces, buscando alguna forma para zafar del castigo, las chicas comienzan a incriminar a ciudadanos de la aldea de Salem como brujos adoradores de Satán, lo cual da lugar a que la gente saque lo peor de sí y lleve a cabo vendettas personales contra sus vecinos. Por su lado, John Proctor, un respetado ciudadano, intenta apaciguar los ánimos y usar un poco el sentido común, pero tiene una culpa que le atormenta: hace un tiempo Abigail trabajó como sirvienta en su casa y el tuvo un romance con ella siendo un hombre casado. La historia de Miller usa la cacería de brujas en Salem como una alegoría a la persecución de presuntos comunistas en los años 50’s en Estados Unidos debido a al Macarthismo, persecución de la que el mismo dramaturgo fue víctima. La obra se sigue representando con regularidad en las salas de todo el mundo y tiene varias adaptaciones a la televisión y a cine, siendo la más reciente de 1996, con las actuaciones de Winona Ryder y Daniel Day-Lewis.


Por su lado, la televisión también se suma al auge de lo fantástico, aunque con recursos más escuetos, pero no con menos imaginación. A veces hay películas que tienen una premisa interesante pero que se pierden en su ejecución, como es el caso del film de 1992 “Buffy la Cazavampiros”. El guionista y productor de la cinta, Joss Whedon decidió darle una vuelta de tuerca a esta idea y crear un drama sobrenatural adolescente, que además de ser mucho más oscuro que la película, tocaba temas atingentes al público juvenil. Entre sus personajes más recordados tenemos a Willow Rosenberg, interpretada por la guapa Alison Hannigan, quien era la amiga tímida de Buffy que a lo largo de la serie va descubriendo sus habilidades como bruja. El personaje ganó gran protagonismo ya que su historia se fue volviendo cada vez más compleja, mostrando cómo asume su homosexualidad y los problemas que le causa su incapacidad de controlar sus poderes, volviéndose una especie de adicta a la magia y uno de los villanos de una de las temporadas.


Luego, en 1998, otra serie vuelve a retomar lo sobrenatural es “Charmed”. Las tres hermanas Halliwell (Prue, Pipper y Phoebe), descubren luego de la muerte de su abuela que son brujas, cada una con una habilidad en especial. Encargadas de mantener a las fuerzas de la oscuridad a raya, las hermanas se van haciendo más poderosas a lo largo de la serie, muriendo una de ellas en la tercera temporada, siendo reemplazada por una hermana perdida desde la cuarta a la octava. A pesar de los desencuentros entre las actrices (debido a lo cual se debió matar a uno de los personajes), fue una de las series de temática fantástica más longeva y un clásico de los 90’s.


Ahora, la explosión de lo fantastico había alejado un poco a las brujas del terror, lo cual se revirtió con “El Proyecto de la Bruja de Blair”. La premisa de la película era muy novedosa: un grupo de estudiantes de cine se internan en un bosque en busca de investigar un mito existente en Maryland acerca del espíritu de una bruja, recuperándose luego lo que ellos gravaron con sus cámaras antes de desaparecer. Prócer del falso documental, en un principio era presentado como un registro real de los últimos días de esos investigadores, aterrando a todos quienes la vieron. Lo paradojal de esta cinta es que la bruja no aparece por ningún lado, siendo sólo un espectro que asusta más como un ser una invisible presencia ominosa. Una película inteligente que por desgracia ha sido copiada hasta el hartazgo con resultados muchas veces de muy mala calidad.


La llegada del nuevo milenio nos trae una nueva saga literaria que toma al mago y lo desarrolla de una forma novedosa. La serie de libros “The Dresden Files” del escritor Jim Butcher nos presenta al detective y mago de Chicago Harry Dresden, quien se encarga de resolver casos policiales donde esta inmiscuido el factor sobrenatural. Por otro lado, el mundo en que se mueve Dresden es muy distinto al nuestro, pues lo sobrenatural está presente de forma cotidiana, con vampiros, magos, demonios, hadas y hombres lobos que viven entre los humanos, siendo poderes políticos que conspiran por el dominio del mundo. “The Dresden Files” consta hasta este momento con 15 novelas publicadas, varias novelas graficas, un juego de rol y una serie que contó con una sola temporada.


Nuevamente en el terror tenemos el film de 2005 “The Skeleton Key”, protagonizado por la actriz Kate Hudson. Una enfermera llega a la ciudad de Nueva Orleans a hacerse cargo de los cuidados de un anciano parapléjico, pero al poco se da cuenta de que su estado se deba a una maldición vudú que su esposa lanzó sobre él. Así, la enfermera investiga y descubre que la casa fue en su momento usada por una pareja de magos vudú, Mama Cecile y Papa Justifi, quienes fueron linchados por hacer rituales con pequeños niños. Una película que consigue mantenernos intrigados hasta el final.


Por otro lado, tratando de emular lo que en su momento fue “The Craft”, en 2006 se estrenó “The Covenant”, una nueva película con atractivos adolescentes que tienen poderes mágicos. En una escuela muy exclusiva de Massachusetts hay cuatro chicos que descienden de las primeras familias que llegaron ahí en 1600, las cuales serian practicantes de magia. La verdad es que incluyo esta película como una muestra de cómo en la actualidad se piensa que copiando un concepto que en algún momento fue éxitos no  se pueden lograr los mismos resultados. Una de las tantas cintas faltas de originalidad que sencillamente destacan por lo malas que son.


Por otro lado, todavía nos queda esperanza cuando vemos películas como “Drag Me to Hell” del afamado director Sam Raimi, quien se hizo famoso por la saga “Evil Dead” y “Spider-Man”. Volviendo a sus raíces en el terror, el director nos presenta la historia de una empleada bancaria que desea ocupar un puesto superior que se encuentra vacante, por lo cual busca impresionar a su jefe mostrándose inflexible al negarle la repactación de la hipoteca a una anciana. El problema es que la anciana es una gitana que la ataca en el estacionamiento del banco, le quita un botón y lo usa para lanzarle una maldición que la atormentará por tres días, arrastrándola al infierno al final. La chica ve su vida transformada en un caos debido a la maldición, debiendo buscar la forma de sacársela de encima, en lo que recibe ayuda de parte de un psiquico. Un filme de terror que cumple con asustarnos, contando con posesiones demoniacas, sangre y truculencia en el mejor estilo de Raimi.


Para 2010 Disney decide dar una segunda mirada a lo que planteó en su clásico “Fantasía” con “El Aprendiz de Brujo”. Un mago llamado Balthazar Blake ha pasado siglos en busca del supremo merliniano, un mago que sea el sucesor de Merlín. No obstante, en su búsqueda debe enfrentarse a los malignos morganianos y a un viejo amigo que le traicionó, Maxim Horvath. El asunto es que el supremo merliniano resulta ser estudiante de física muy nerd que no cree en la magia ni en nada sobrenatural. Se trata de la típica película de fantasía liviana con la chica guapa que se queda con el nerd y nada más.


Uno que siempre nos sorprende con sus películas es el multifacético Rob Zombie, quien en 2012 presentó “The Lords Of Salem”, película protagonizada por su esposa, Sheri Moon Zombie. Heidi trabaja en una estación radial de heavy metal donde llega el misterioso disco de una banda llamada The Lords of the Salem, cuyas canciones hacen que Heidi tenga visiones acerca de brujas y cultos satánicos. De a poco ella irá investigando de qué se trata en realidad la música de esta banda y cómo se relaciona con la caza de brujas que hubo en Salem. Una película muy interesante, que quizá no sea para el público masivo, pero sin duda es la mejor que hasta este momento ha realizado Rob Zombie.


Ahora tenemos una en nuestro idioma. En 2013 el español Alex de la Iglesia nos presenta la desopilante “Las Brujas de Zugarramurdi”. Un padre desempleado, el hijo de éste y un tipo mujeriego asaltan una casa de empeño e intentan escapar a Francia, tomando en el camino como rehén a un taxista. El asunto es que al llegar al País Vasco se encuentran con un aquelarre de brujas que cree que el chico que va con ellos es el elegido por la diosa de las brujas para destruir el patriarcado que rige nuestra cultura. Se trata de esas comedias alocadas e irreverentes a las que nos tiene acostumbrado de la Iglesia. Un detalle importante de mencionar es que el director se inspiró para hacer esta cinta en un auto de fe en el que la inquisición quemó a 12 brujas en 1610 en Zugarramurdi.


Hay otras películas que han tocado el tema de las brujas en los últimos años, como “Season of the Witch” (2011), “Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas” (2013) o “The Last Witch Hunter” (2015), de las cuales sólo diré una cosa: hazte un favor y no las veas.
No obstante lo anterior, y quizá para cerrar con buen sabor esta reseña, el año pasado se nos presentó “The Witch”, la cual recibió el premio a mejor dirección en el festival de Sundance. Una familia puritana que ha sido desterrada vive en su granja rodeada por el bosque y sin contacto con ninguna comunidad. El más pequeño de los hijos de la familia ha nacido ahí, por lo que no ha sido bautizado, lo que se vuelve un detalle importante cuando el bebé desaparece, ya que es sabido que las brujas usan la grasa de niños no bautizados para hacer pociones que les permitan volar. Así la familia se comienza a desintegrar debido al dolor y la desconfianza, existiendo una fuerza oscura que se encarga de jugar con ellos. Una excelente película con un terror muy psicológico, que no necesita de efectismos estúpidos para asustar.



Así es como llegamos a la actualidad, con los magos y brujas del pasado con un pie puesto en el terror y el otro en la fantasía. Por otro lado, tenemos a los ilusionistas, quienes nos impresionan con su capacidad de engañar a nuestros sentidos. Por último, todavía queda un montón de gente que, sinceramente o con la intención de engañar, creen tener poderes mágicos y psíquicos, así como quienes creen que esas cosas existen y consultan el tarot y los horóscopos con la fe de que eso les dará armas para enfrentar el futuro. No obstante, hay capítulos de esta historia de la magia que se escribieron fuera de lo que es su corriente occidental y de las cuales no he hablado, por lo que en el próximo capítulo hablaremos de la magia fuera de Europa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario