viernes, junio 10, 2016

Ignis Fatuus x 2


Ignis fatuus o fuego fatuo es un fenómeno que se produce en pantanos y cementerio, en el cual se ven pequeños fuegos a ras de piso que se encienden debido a la descomposición de materia orgánica. La gente en la antigüedad (y mucha en la actualidad) piensa que estos fuegos son expresiones espectrales o que marcan los lugares donde se encuentra enterrado algún tesoro. Sin embargo, si lo pensamos bien, técnicamente el fuego fatuo no pasa de ser una flatulencia o peo que se incendia, por lo que viéndolo así el nombre de este blog adquiere una dimensión completamente nueva.
Cuando bauticé como “Ignis Fatuus” a este blog la verdad es que lo hice pensando en que, más allá de su significado, el nombre sonaba bien. Además, cuando usas frases en latín de inmediato la gente asume que sabes mucho. De hecho, te invitó a que hagas la prueba e insertes la frase “quid pro quo” en una conversación cualquiera, independiente que su significado tenga o no que ver con lo que se está hablando (significa “algo por algo” en el sentido de intercambio justo). Créeme que todo el mundo te mirará como si fueras un experto en literatura antigua.
Hablando en serio, un día como hoy hace dos años fue la primera publicación de este blog, así que para efectos prácticos es su cumpleaños. Por ello, de seguro ya te has dado cuenta de algunos cambios, como el color distinto del tapiz, que he movido los muebles y cosas por el estilo, lo cual es sólo para variar un poco. Hoy, después de 731 dias y 239 artículos, puedo decir que esto, que empezó como un pequeño proyecto sin ninguna ambición, ha perdurado y se afianzó. Como siempre, el agradecimiento va para los lectores, a quienes espero les hayan interesado las ñoñeses de las que hablo constantemente.

Esperemos que el fuego fatuo siga encendido por mucho tiempo más.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario