miércoles, julio 13, 2016

Rock: La Revolucion de las Guitarras (Parte 2)





Dejamos esta historia avanzada hasta la década de los 70’s, con la sociedad volviéndose cada vez más cínica, lo cual dio paso a una ola de conservadurismo que llegó tanto al gobierno de Estados Unidos como Inglaterra. En este ambiente hostil es en que se mueve el rock de la época.

El final de los 70’s y principio de los 80’s están dominados por la Onda Disco, una música bailable amargamente feliz, donde hay mucha lentejuela, luces de colores y cocaína. No obstante, el rock sigue su marcha, pues una avalancha no se puede detener con pequeños baches. En esos años,  los que sacaron la cara por el heavy fueron los británicos de Iron Maiden, quienes venían tocando desde la década pasada, pero que en los ochenta logran su éxito más recordado, el cual cualquier fan del rock puede tararear. El Número de la Bestia es 666 y los rockeros lo corean a todo pulmón.


Y en California el glam se vuelve más estrafalario, decadente y ostentoso, lo cual estaba bien en esa época, pues el contraataque neoconservador había puesto a un cowboy de cine en la Casa Blanca, siendo el rock glam de California la perfecta manera de incomodar a los santurrones del gobierno. En medio de acusaciones de tener mensajes subliminales que incitaban a la violencia,  el suicidio o la promiscuidad sexual, lo que llevó a investigaciones del congreso americano, una banda que se pintaba las caras como drag queen creó un himno de rebeldía que debe ser la canción más tocada en los estadios del mundo. Me refiero a Twisted Sisters y “We’re Not Gonna Take It”.


En los ochentas varios grupos decidieron bajar los decibeles y presentar una propuesta melódica más suave y relaja. El soft rock tiene como principales exponentes a Toto, Foreigner y Boston, pero de seguro uno de los más exitosos y que más parejas a acompañado en momento románticos es Journey.
Un poco más cercano al pop, pero sin hacerse parte de su aspecto comercial, por esos años se hace más popular el new wave, corriente musical que agrega el sintetizador a la ecuación, incluso eliminando en algunas ocasiones la guitarra eléctrica. El new wave sería el antepasado directo de la actual música electrónica e influiría muy fuertemente en el rock ochentero en español. Entre los grupos de este tipo contamos a Duran Duran, Elvis Costello, Spandau Ballet y en parte The Police, los que se escapan un poco del molde, tomando cosas del punk y del reggae en sus composiciones.


En esta misma década es cuando hay una explosión del rock en castellano. En España el grupo más exitoso de la época es Héroes del Silencio, con Enrique Bunbury a la cabeza. Por su lado, en México existía una banda desde finales de los 60’s llamada Three Souls In My Mind, la cual por problemas entre sus integrantes se separa, por lo que su líder Alex Lora forma una nueva agrupación que toma la posta de la anterior, la cual es la famosa El Tri. En tanto, acá en Chile, con la dictadura de Pinochet oprimiendo cualquier muestra de cultura contraria a su tiranía, Los Prisioneros fue la banda que hizo de voz del descontento general del pueblo. Al otro lado de cordillera, los argentinos se habían sacado de encima el yugo de los militares, lo que dio pie a un resurgimiento del rock, con un gran número de bandas, siendo las más destacada Soda Stereo.


En la segunda mitad de los ochentas comienzan a aparecer los primeros grupos de rock alternativo, subgénero que se volvería dominante durante la década siguiente, con nombres como Sonic Youth, Siouxsie & The Banshees, Pixies y The Smith. Todos estos grupos estaban de cierta forma alejados de las grandes disqueras e intentaban ser una alternativa ante el glam imperante, siendo quizá The Cure el que resaltó más por su propuesta oscura, muy emparentada con la moda gótica.

Y es en 1985, el 13 de julio, que ocurre el hecho que hace que esta fecha sea considerada el día internacional del rock. El actor y músico Bob Geldof (quien representa a Pink en la película de “The Wall”) organiza un gran evento de rock que se realizó simultáneamente en el estadio Wembley de Londres y en el John F. Kennedy Stadium de Filadelfia para ir en ayuda de los habitantes de Etiopía y Somalia que sufrían por la hambruna. Grandes bandas se presentaron, teniendo una especial participación unos irlandeses que se han destacado desde el principio por su consciencia social. Me refiero a U-2.

Para finales de la década las cosas comenzaban a cambiar. El glam comenzaba a parecer demasiado artificial, decadente y superficial para las nuevas generaciones, con sus cabellos escarmenados, encajes, print animal y bisuterías varias. En esta transición es que aparece Guns N’ Roses, quienes muestran reminiscencias del glam, pero conviviendo con elementos más callejeros y sucios que le permiten adaptarse a los nuevos gustos.

Pero la lápida del glam vendría por parte de un nuevo tipo de metal que nació como protesta a los artificios amanerados de los anteriores. Se trata del thrash, que llevó el concepto de dureza y pesadez a un nivel nunca antes visto, volando la cabeza de todo aquel que lo escuche. Así, Megadeth, Pantera, Slayer, Sepultura y, especialmente, Metallica serían los reyes indiscutidos del heavy metal de ahí en adelante.

La década siguiente estaría marcada por el desencanto ante el conservadurismo de Reagan y Thatcher, además de su neoliberalismo económico. En Estados Unidos, a pesar de haber ganado la Guerra Fría, esto a los jóvenes le valía un carajo, pues sus expectativas de vida no pasaban de terminar trabajando como dependientes en un local de comida rápida. Es en este contexto en que nace el grunge. Una de las zonas más deprimidas de América es Seattle, que termina siendo la cuna de una camada de grupos musicales que son la voz de la generación X, hablando de sus penas de manera sencilla y directa, sin ninguna floritura. Soundgarden, Pearl Jam, Stone Temple Pilots y Alice in Chains, con Nirvana a la cabeza, fueron los representantes de este estilo.

Un grupo que venía cultivando el rock alternativo desde finales de los 80’s y que cosechó éxitos en los 90’s fue R.E.M., quienes mostraron esa infinita melancolía que impregna a la época de una manera artísticamente hermosa. Además los miembros de la banda mantenían una relación de amistad muy cercana con los miembros de Nirvana, con quienes esperaban hacer algo en algún momento. Lástima que la muerte Kurt Cobain haya truncado estos planes.

También los 90´s son el escenario de fuciones no vistan antes, como el funk rock y el rap rock, entre cuyos cultores podemos encontrar a Primus, Living Colour, Rage Againt The Machine, Incubus y Red Hot Chili Peppers.

El punk, que nunca había desaparecido del todo, también adquiere nueva fuerza en los 90’s, naciendo el punk melódico, que perdió algo de vértigo pero gano en melodía. También conocido como hardcore, este tipo de punk fue tocado por grupos como The Offspring, Rancid, NOFX y Green Day.

También eclosiona un movimiento que se venía gestando desde los 70’s, siendo este el rock industrial. Con un sonido especial que se logra con sintetizadores mezclados con las guitarras y una estética siniestra que se concentra en la fascinación de lo feo, el rock industrial se hizo popular por grupos como Nine Inch Nails, los alemanes de Rammstein, Ministry y Marilyn Manson.

Por su parte, rescatando sonidos de la primera edad del rock, del new wave y del punk, los británicos vuelven al ataque con una propuesta más melodiosa conocida como britpop. Llenos de talento y arrogancia, grupos como Blur, Pulp, Suede, The Verb y Oasis fueron la respuesta inglesa al rock alternativo americano.

No obstante, siendo parte del britpop, pero teniendo un sonido tan distinto que luego lo lleva a ser inclasificable, como en su momento lo fue Queen, Radiohead es la banda británica que más se destaca en los 90’s y lo sigue haciendo hasta la actualidad. Su disco OK Computer es considerado como el mejor de la década, siendo “Paranoid Android” un himno al nivel de “Stairway to Haven” o “Bohemian Rhapsody”.

Pero el metal no puede quedarse tranquilo, sino que debe ir cambiando cada cierto tiempo de ropa para estar a tono con los nuevos tiempos. Es así como nace el nu metal o agro metal, el cual toma el fraseo del rap y bases pre grabadas para mezclarlo con los riffs de guitarra. Sus cultores son Korn, Deftones, Limp Bizkit, Evanescece, Linkin Park y System of a Down, siendo estos últimos quienes aportaron nuevos sonidos traídos desde Armenia.

En Europa, muy especialmente en los países escandinavos, también se idearon nuevas formas de rock. El epic metal rescata cosas de la música medieval para la composición, además de inspirarse en leyendas folklóricas o historias de fantasía para crear sus letras. Grupos como Blind Guardian, Hammer Fall, Rata Blanca, Mago de Oz y Rhapsody of Fire cultivan este estilo; aunque estos últimos también se encasillan como banda de rock sinfónico, estilo que está muy relacionado con el epic. El metal sinfónico principalmente toma cosas de la música clásica, como el canto lírico, y los adopta como propios, encontrándose entre sus principales bandas a Therion, Withim Tentation y los fineses de Nightwish.

La llegada de un nuevo milenio encontró al rock más vivo que nunca, extendiendo sarcillos por todo el espectro musical, tomando cosas de otros estilos y adaptándolas para seguir evolucionando como si se tratara de un ente vivo. De los grupos aparecidos en los últimos 15 años podemos destacar a:
Luego de la desaparición de Nirvana, Dave Grohl se dedica a un nuevo proyecto llamado Foo Fighters, pasando de la batería al canto y la guitarra. Lo que se pensó en un momento que sería una continuación de Nirvana, resultó ser una agradable sorpresa, con canciones muy cercanas al punk melódico y varios videoclips que usan el humor sin ningún complejo.

A Perfect Circle es una banda formada por miembros de otras agrupaciones, como un proyecto en paralelo, pero que ha tomado un protagonismo propio gracias a su metal oscuro, relacionado con el nu metal, pero yendo un poco más allá.

Disturbed pertenece a un movimiento conocido como la Nueva Ola del Heavy Metal Americano, presentando varios trabajos muy interesantes, donde las guitarras son fuertes, las letras comprometidas y las baterías pesadas.

Tomando cosas del britpop, del rock progresivo, del metal y otras fuentes menos obvias, Muse de ha transformado en una apuesta sofisticada muy recomendable, con temas que hablan de cowboys en Marte.

Quizá la propuesta más original y alocada es la de Gorillaz, una banda virtual creada por el líder de Blur Damon Albarn y el caricaturista Jamie Hewlett. Se trata de una banda compuesta por personajes animados, con disco que estilan talento y shows en vivo alucinantes.

The Killers es una banda de rock indie de Las Vegas que bebé del new wave y el rock clásico como inspiración para hacer algo fresco y de calidad. Esto llamó la atención de la leyenda Lou Reed, quien gravó una canción con ellos algunos años antes de dejarnos.

Y esto es sólo una pequeña parte de todo lo que podemos hablar del rock.
La verdad es que no fue en ningún momento mi intención redactar una especie de historia del rock en estos dos artículos, sino que dar un paseo muy somero por los grupos y estilos más característicos de estos más de sesenta años de vida. Sé que muchas bandas se me han quedado afuera, así que si una de tus favoritas no fue nombrada, te pido mis más sinceras disculpas. En este momento se me vienen a la mente un montón de nombres que incluir, pero de hacerlo, esto daría para muchas más reseñas. Por otro lado, si te interesa conocer mejor la historia del rock, hay varios libros al respecto, además de varios documentales, siendo quizá uno de los mejores el hecho por la BBC y titulado “Las 7 Edades del rock”.
Cómo podemos ver, desde su nacimiento el rock es controversial, ya sea por ser una música de negros mal vista, por instigar a cometer toda clase de males o sencillamente por esa rebeldía intrínseca que estila en cada uno de sus acordes. El rock es una música que no sólo proviene del corazón, sino de la totalidad de nuestras entrañas, siendo visceral la fuerza y la rabia juvenil que lo mueve en su compas de 4/4. En lo personal, creo que una de las cosas de las que me podré sentir orgulloso el día en que muera es que el rock ha sido la banda sonora de mi vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario