lunes, agosto 29, 2016

Adios a Gene Wilder. Mucho más que un simple meme.



 

Seguramente todos conocen el rostro de arriba, pues es uno de los memes más populares de los últimos años. Pero lo que pocos recuerdan o saben es que se trata de un gran comediante que nos ha dejado hoy a la edad de 83 años. Hoy nos toca rendirle un pequeño y humilde homenaje a Gene Wilder.

Nacido con el nombre de Jerome Silverman, era hijo de unos judíos rusos que inmigraron a Estados Unidos, interesándose desde su juventud por la actuación, carrera que estudió en la Universidad de Iowa. Sirvió en el ejército durante un par de años y a su regreso buscó hacerse de una carrera en Nueva York, donde su trabajo de actor lo alterno con la conducción de limosinas e impartiendo clases de esgrima. Al final, se hace un nombre como comediante y logra llegar a la gran pantalla en la película “Bonny & Clyde” de 1967.


En los años siguientes trabajó con uno de los genios de la comedia contemporánea, el famoso Mel Brooks, con quien hizo dos de sus películas más recordadas; “Los Productores” y “El Joven Frankenstein”.


Pero de donde salió el meme con que se lo ha identificado en la actualidad es de la película “Charlie y la Fábrica de Chocolates”, en la cual interpreta al misterioso y, en algunos momentos, inquietante Willy Wonka, un empresario que está buscando a un chico al que dejarle sus industrias. Por lejos se trata de una actuación muy por sobre lo conseguido por Johnny Depp en la versión moderna de este film, sin exageraciones artificiosas.


Gene Wilder también participó en una adaptación musical a la obra de Antoine de Saint-Exupéry, “El Principito”, donde hizo el papel del zorro. Luego en los 80’s y principios de los 90’s hizo dupla con el comediante de color Richard Pryor en películas como “El Expreso de Chicago” o “No me chilles que no te veo”. También es recordado en esa época por la película “La Chica de Rojo” que dirigió y protagonizó junto a la bella Kelly LeBrock.


Durante los 90’s, Wilder de a poco fue dejando la actuación, principalmente debido a la muerte de su esposa Gilda, quien sufrió de cáncer a los ovarios, por lo que Gene se dedicó casi por completo a una fundación dedicada a ayudar a las mujeres que padecen este tipo de enfermedad. Pero él también debió de lidiar con sus propios padecimientos, ya que sufrió de alzhéimer en sus últimos años, enfermedad cuyas complicaciones lo llevaron a la tumba hoy.


Por ello, es bueno recordar a artistas que han hecho tanto en sus vidas y que son más que un simple meme, en especial teniendo en cuenta que él fue infinitamente más graciosos que quienes usufructúan de su imagen hoy en Internet. Sencillamente Gene Wilder fue un grande que se merece toda nuestra admiración.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario