viernes, agosto 19, 2016

De 1 a 10 ¿Qué tan Estúpido es?: La Leyenda de Ed y Lorraine Warren




¿Saben cuál es uno de los principales trucos que las películas de terror para aumentar la sensación de miedo? Pues sencillamente incluyen la advertencia “Basada en hechos reales”, lo cual genera inmediatamente un escalofrío extra en los más impresionables, pues en sus mentes dicen “¡Por Dios! ¡Esto realmente pasó!”. El problema es que nadie cuestiona esto con la pregunta mágica: “¿Real según quién?”. Así, gracias al cine de terror y a los amantes de lo sobrenatural, una pareja bastante peculiar se ha transformado en una especie de héroes paranormales. Estoy hablando del matrimonio de Ed y Lorraine Warren.

El matrimonio Warren, formado por Edward y Lorraine (apellidada Moran de soltera), fueron en su momentos los expertos en lo paranormal más mediáticos de Estados Unidos, participando en programas de televisión y contando con varios libros que cuentan los escalofriantes casos en los que se vieron inmiscuidos. Ellos se conocieron durante su adolescencia, y se casaron después de que Ed sobrevivió a un naufragio cuando iba camino a luchar en la Segunda Guerra Mundial. Luego de la guerra por un tiempo Ed fue policía, pero después se retiró para dedicarse al estudio de lo paranormal. Así, de la noche a la mañana, el señor Warren se auto adjudicó el título de demonólogo y su mujer se presentó como médium con poderes de clarividencia. Con esta carta de presentación, comenzaron a recorrer casas embrujadas, ayudando a sus acongojados moradores a deshacerse de fantasmas y demonios, porque también eran exorcistas reconocidos por el Vaticano (todo eso dicho por ellos mismos).


Entre los casos que hicieron famosos a los Warren podemos contar el de la casa embrujada de Amityville, el de los poltergeister de Enfield, el exorcismo a un hombre lobo, el caso de la muñeca embrujada Annabelle y varios más. Por otro lado, dieron charles alrededor del mundo, crearon una fundación para el desarrollo de investigación sobrenatural llamada New England Society of Psychic Research, montando también con la colección de objetos malditos que rescataron a lo largo de sus investigaciones un Museo de lo Oculto que puede ser visitado por el público después del pago de una módica entrada. Ed Warren falleció en 2006 y Lorraine le ha sobrevivido hasta la actualidad, sigue administrando su museo y dando charlas, disfrutando de su nueva celebridad desde que el cine de terror ha adaptado sus aventuras en la serie de películas “El Conjuro” (“Expedientes Warren” en algunos países).


Seamos sinceros. El cuento de la demonología es una patraña sin sentido; una rama del estudio de la mitología que algunos han tratado de hacer parecer como si fuera una ciencia real. Por otro lado, eso de la clarividencia y la capacidad de hablar con los muertos es algo que se viene poniendo a prueba desde principios del siglo XX, con personas tan meritorias como el ilusionista Harry Houdini entre sus detractores. Nunca se ha obtenido por lo menos una sola vez un resultado diferente al fraude cuando se estudian a médiums y psíquicos. Por esta muy sencilla razón, todo esto ya debería sonarnos a cuento chino, pero hay quienes insisten en que sus casos están plenamente documentados y que se puede apreciar en ellos la existencia de lo sobrenatural, así que veamos algunos de los más famosos.


En primer caso que llevó a los Warren a hacerse famosos en la TV fue el de Amityville, el cual es célebre ya que ha sido llevado varias veces al cine y existe una novela de terror muy buena de Jay Anson titulada “Aquí Vive el Horror” acerca de las penurias sufridas por la familia Lutz en su casa nueva. La cosa va de la siguiente manera: Una familia de apellido DeFeo es asesinada en su totalidad por un de los hijo una noche debido a unas voces que lo impulsan. Tiempo después de estos crímenes, una familia apellidada Lutz se muda a la casa sin saber lo que había ocurrido ahí, sufriendo durante un mes un montón casi ridículo de fenómenos paranormales que les llevó a abandonar la casa antes de que algo más grave les sucediera. Uno de los primeros investigadores en ir a la casa embrujada fueron los Warren, quienes se acompañaron por cámaras de televisión, dando su absoluta certeza de que lo que estaba pasando en ese lugar era totalmente cierto y se debía a la participación de entidades demoniacas. No obstante, con el tiempo vemos que sospechosamente los Lutz se hacen de mucho dinero contando su historia, ganándola gracias a los libros y películas al respecto. Por otro lado, nuevos inquilinos llegaron a esa casa, la cual no ha dejado de estar habitada hasta nuestros días, pero nadie más se ha quejado de ser hostigados por fantasma. Luego nos enteramos los Lutz estaban al tanto de los asesinatos de la casa (apareció en todos los medios) y que usaron esto para inventar su historia y conseguir dinero con ello. Hoy todo el mundo sabe que el caso de Amityville es un fraude que sólo los más obtusos creyentes en lo sobrenatural lo siguen dando crédito.


Luego tenemos el caso del poltergeist que ocurrió en Enfield, uno de los distritos de Londres. Se trataba de una familia en que la madre divorciada vivía con sus cuatro hijos (dos chicas y dos chicos), las que empiezan a sufrir debido a ruidos que se escuchan en la cosa y cosas que se mueven sin que nadie las haya tocado. De hecho se tiene un batería de fotografías bastante grandes acerca de las cosas que pasaban, en especial una que siempre suele mostrarse donde se ve una chica levitando en medio de su habitación; pero lo que no suelen contarnos es que esa es sólo parte de una secuencia de fotogramas en que la chica salta de una cama a otra, por lo cual nunca levitó. Por otro lado, los investigadores de lo paranormal que se apersonaron en el lugar investigaron un carajo, sino dieron por cierto todo lo que ocurría porque necesitaban creer en ello. Existe una grabación de audio donde una de las chicas habla con una voz gutural, como si estuviera poseída, pero la verdad es que no es nada extraordinario y que una persona cualquiera no pueda hacer; no dice nada en una lengua que no conozca o hace referencias a conocimientos que no debería tener, cosas que son básicas para demostrar una posesión según los manuales de la iglesia católica. En cuanto a nuestros queridos Warren, estuvieron apenas un día en la casa, por lo que eso de que ellos fueron los que ayudaron a la familia ocurrió sólo en el cine.


Y quizá uno de los casos al que le tengo más cariño es el del hombre lobo, pues me tocó verlo en un programa de historias paranormales cuando era niño. Se trata de un inglés llamado Bill Ramsey, un carpintero que desde niños sufría de ataques de furia en los que atacaba a quien fuera que estuviera cerca de él, gruñendo y mordiendo. Tuvo episodios de ataques en un hospital, donde hirió a una enfermera, o cuando atacó a un policía, cosa que salió en TV y llegó a ser conocida por los Warren. Ellos diagnosticaron una posesión demoniaca y le practicaron al tipo un exorcismo en que fueron apoyados por un Obispo católico local. Acá la cosa es sencilla, porque los ataques de ese pobre tipo pueden ser perfectamente explicados por la ciencia médica, pero obviamente es más fácil creer que estaba poseído. Este caso posiblemente sea el que se usará para la historia de la tercera película de “El Conjuro”.


En cuanto al caso que los devolvió a la palestra, el de la familia Perron y que aparece en la primera “El Conjuro”, sabemos de él sólo que los protagonistas nos cuentan. De hecho, no fueron los Warren quienes hicieron alarde de este caso, ocurrido mucho antes de que se volvieran demonólogos mediáticos, sino una de las chicas de la familia que supuestamente lo sufrió, quien escribió un libro acerca de sus vivencias más de treinta años despúes. Para variar, nuevamente no tenemos una investigación seria al respecto, sino que anécdotas que se registran años después que los hechos ocurren y que debemos de creer sin más. Y si te pones muy quisquilloso la gente te mira feo, pues si alguien dice que vio un fantasma debe ser porque lo hizo.


Por otro lado, eso del Museo de lo Oculto debe ser una de las cosas más ridículas de todas y todavía no entiendo como la gente se ve impresionada por esa colección de basura a la que se le da un halo de misticismo que es totalmente incomprobable. Supuestamente todas las cosas que están en exhibición tienen algún poder sobrenatural, han sido o están poseídas, cargan  una maldición o similares, pero están ahí para que todos las observemos después de pagar unos cuantos dólares. Si esta pareja eran unos investigadores y demonólogos serios y responsables ¿No se les pasó por la mente poner esas cosas tan peligrosas lo más lejos del alcance de la gente? Es como montar una muestra de sustancias altamente toxicas sin ningún resguardo para que el público no se envenene. Al final, se trata sencillamente de hacer dinero con el morbo de la gente y con la necesidad de los creyentes de ver sus anhelos hechor sustancia tangible.


Hoy el cine ha transformado a unos charlatanes en héroes que emprendieron una cruzada en contra de las fuerzas de la oscuridad. Las películas de “El Conjuro” y “Annabelle” nos muestran versiones deformadas de lo que realmente ocurrió, metiendo muñecas aterradoras donde nunca las hubo y monjas demoniacas que no existieron; y principalmente abusando de eso de “Basado en Hechos Reales”. Hoy, para variar, el internet está llenó de artículos y videos narrados con Loquendo que hacen apología de los Warren sin en ningún momento poner en tela de juicio aquello que estos cazafantasmas contaron. Créanme, cuando intentamos pasar estas historias por el cedazo de la razón, es muy poco lo que nos queda cómo cierto.

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo con este artículo, pienso lo mismo. Sin embargo ahy una cosa que me inquieta, sobre el tema de los exorcismos; el otro día escuché un programa de la radio española que hablaban de los Warren y los exorcismos y se llegaban a conclusiones más o menos parecidas; ...pero lo que realmente me inquieta es cómo se trabajarán los casos de exorcismo más extremos??? si (para mi) el cristianismo tembién es un cuento chino y en ese programa decían que los exorcismos realizados por curas católicos eran unos de los más efectivos a pesar que a veces le ocurrían a familias agnósticas?? Saludos.

    ResponderEliminar