miércoles, octubre 05, 2016

Creepypasta: El Terror en la Red




Octubre es uno de mis meses favoritos del año. En primer lugar porque mi cumpleaños es en dicho mes, pero principalmente porque ha pasado a ser conocido como el mes del terror, donde la espera de la fiesta de Halloween se ve condimentada con especiales de cine de terror y cosas relacionadas. No obstante, en los últimos años este medio de comunicación, Internet, ha parido una nueva forma de asustarnos, moviéndose en el límite del cuento de terror y la leyenda urbana. Hoy hablaremos del creepypasta.

Los creepypastas (de creepy que en inglés es “terrorífico” y paste que es “pegar”) son creaciones que aparecieron en Internet a mediados de los 90’s, siendo en su mayoría relatos acerca de hechos sobrenaturales que le ocurrieron a la persona que lo contaba o a alguien conocido. Ahora, no todos eran relatos, sino que también se mostraban videos, imágenes u otros elementos que le daban cierto matiz de realidad a lo que se estaba relatando. Por otro lado, el creepypasta no es la obra de un solo autor, pues si bien hay una persona a quien primero se le ocurre la historia, el desarrollo de ella queda a libertad de quien se anime a tomar la posta, siendo creaciones colectivas que se van haciendo cada vez más complejas.


Por alguna razón que desconozco, aunque quizá dependan de los gustos de quienes son asiduos a los foros de Internet donde nacieron los creepypasta, podemos dividirlos en grupos bastante específicos: los de asesinos psicópatas, los de demonios y seres de otras dimensiones, los de videojuegos y archivos malditos que circulan por internet, los de rituales siniestros y los de capítulos perdidos de series populares. No obstante, si queremos hilar más fino encontraremos más categorizaciones, pero estas son las más generales que representan el amplio mundo de los creepypasta, donde uno puede pertenecer a varias categorías a la vez.


Dentro del primer grupo, el de los asesinos psicópatas, quizá el más popular de todos es Jeff The Killer, un tipo joven cuya cara ha sido blanqueada posiblemente con un abrasivo químico, no tiene parpados y su boca ha sido cortada en sus comisuras para mostrar una sonrisa perpetua y macabra. Este asesino maniático  era el culpable de las muertes de varios chicos en una pequeña ciudad de Estados Unidos (aunque los detalles pueden variar de versión en versión), a quienes les dice “ve a dormir” antes de matarlos de la forma más sanguinaria. Esta especie de Joker púber es uno de los conceptos más imitados dentro del mundo creepypaste, con personajes derivados como Eyeless Jack, Laughter Jack, Nina The Killer o Jane The Killer. De hecho, en esta categoría es donde encontramos más mediocridad en cuanto a los que se nos plantea.


Pero si queremos marcar un contrapunto con los anteriores, tenemos para eso a los demonios y seres transdimensionales. Acá el más conocido es sin duda Slenderman, este extraño ser larguirucho, sin rasgos en su cara y con un traje de oficinista negro que siente una perversa atracción por secuestrar niños, pero no es ni mucho menos el único digno de mención. Otro ser de origen misterioso es The Rake (El Rastrillo), una criatura horrible que acosa a sus víctimas para hacerlas enloquecer de pavor antes de destajarlas con las enormes garras que posee y a las que debe su nombre. Ahora, si lo tuyo es lo apocalíptico, pues tenemos a Zalgo, una entidad que no se sabe muy bien qué es, pero se manifiesta deformando fotos y viñetas de comic.


En cuanto a los juegos y archivos malditos en internet tenemos mucho de donde escoger, como el caso de Ben Drowned, el cartucho del juego de Zelda que provoca que la gente se suicide; también está Smile.dog, la foto jpg de un perro sonriente que te vuelve loco y hace que te suicides; el tétrico y deprimente Pueblo Lavanda de Pokémon, que con su música el juego maldito de Sonic que también hace que te suicides… (Como que hay algo extrañamente familiar en todo esto) y Herobrine, que es el usuario fantasma de Minecraft que, hasta donde sé, no te hace suicidarte, pero te asusta mucho.


En el asunto de los rituales, siempre han existido leyendas urbanas acerca de cosas que uno puede hacer para invocar fantasmas o al mismo diablo de forma segura, desde las tradiciones que en nuestra cultura hispana se llevan a cabo en la noche de San Juan, hasta cosas más moderna, como Bloody Mary o juegos de terror que se han importado desde Japón. En esta categoría tenemos el ritual del ascensor, donde subiendo y bajando en una sucesión determinada de pisos, supuestamente puedes llegar a otra dimensión. También hay una infinidad de cosas para hacer en el baño, como es el caso de Baby Blue, donde invocas un bebé fantasma. No obstante, a la hora de decidir cuál de todos el mejor creepypasta de rituales, diría que el de The Holders o los portadores, del cual no adelantaré nada y te invito a leerlo.


Por último, tenemos al grupo de los creepypasta relacionados con programas de televisión, entre los que más comúnmente se encuentran historias acerca de capítulos perdidos de series famosas, en especial infantiles, en los que se supone que los personajes se comportan de forma errática o sencillamente demencial, con varios toques de gore y cosas siniestras. No obstante, si hay que hablar de un creepypasta de esta categoría que destaque por sobre los otros, creo que es justo mencionar a Candle Cove, una tétrica serie de piratas que acompañó la niñez de varios. Les dejo a continuación en video que la serie de televisión uruguaya Voces anónimas hizo al respecto.


Ahora bien, se ha hablado mucho a favor de los creepypasta, como que son el futuro del género del terror, ya que han sido capaces de borrar la línea entre la realidad y la fantasía, creando nuevas leyendas urbanas. Esto es cierto, pero no del todo, pues si bien los creepypasta partieron como una corriente fresca dentro del alicaído género del terror, donde estábamos llenos de lugares comunes y repetición de una y otra vez las fórmulas ya probadas en el pasado (como muestra, traten de hacer un catastro de todas las películas de exorcismo donde aparecen niñas con un camisón manchado con vómito); quizá por el hecho de ser creaciones colectivas y que siempre es más fácil hacer lo mismo con otro nombre que algo original, rápidamente muchos creepypasta sólo fueron copias redundantes o versiones infantiles de sí mismos. Uno de los casos más patentes es de Jeff The Killer, al cual se le ha copiado hasta la saciedad con versiones sólo levemente distintas de asesinos sonrientes; o peor aún, se ha transformado en la fantasía romántica de adolescentes que sueñan con tener un novio asesino en serie al cual salvar de su locura.

Ahora, que los creepypasta sean capaces de borrar la línea de realidad no es algo nuevo ni en sí bueno. Recuerden que aún en la actualidad muchos fanáticos de Lovecraft insisten en que todo lo que escribió este autor es cierto y que el Necronomicón es un grimorio real, existiendo un montón de copias que puedes bajar por internet o comprarlas en cualquier tienda de libros. Por su parte, lo mismo ha pasado con muchos creepypasta que se han apoyado multimedialmente. El caso más icónico es el de Slenderman, quien comenzó como una figura siniestra que aparecía en fotos en las cuales se le puede ver asechando niños, pasando luego a tener historias escritas, videos de avistamientos, grabaciones acerca de casos supuestamente reales y sus propios videojuegos. El problema es que hay gente estúpida que puede aguar la diversión de todos sólo porque no saben realmente qué es cierto o que no; sino lo creen, recuerden a ese par de chicas que hace un par años apuñalaron a una tercera para que Slenderman las aceptara en su mansión del bosque.

Con altos y bajos, los creepypasta son un fenómeno fascinante de Internet, los cuales consiguen que el terror se mantenga vivo y fresco, haciendo uso de los medios multimediales que les permite un desarrollo que hasta ahora ninguna otra obra de terror había alcanzado. Te invito a leer los creepypasta, o ver videos u otras cosas relacionadas; por lo que abajo te dejaré link a una wiki especializada y a canales de youtube que se dedican a ellos.

Creepypasta Wiki

Canal de Youtube de Voces Anónimas

Dross cuenta 3 historias de terror

Canal de Youtube Zador Trazador de Pesadillas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario