viernes, diciembre 02, 2016

El Año de la Guerra de los Superhéroes




Este sin duda es el año de los superhéroes en el cine, donde hemos tenido 7 películas hollywoodenses acerca de sujetos enmascarados que luchan por el bien y la justicia. No obstante, lo que para cualquier fanático a este género significaría una razón de gran alegría, en realidad ha generado un largo enfrentamiento, acusaciones de manipulación de la crítica y chistes malos. Hagamos una revisión de lo que nos dejó este año en cuanto a cine de superhéroes.

En esta guerra de productoras que se dio el presente año tenemos 3 contendores: Fox y Warner contra el malvado conglomerado que quiere dominarlo todo para ponerle su sello de orejas de ratón, o sea Disney (es broma… por si alguien ya está sintiendo escozor en los genitales). Todos buscaron posicionar lo mejor posible a las franquicias que les pertenecen, lo cual siempre ha ocurrido desde que se están haciendo adaptaciones al cine de cómics, pero la diferencia es que esto se ha transformado en una guerra de trincheras no sólo entre las productoras, sino también entre fanáticos que desean ver pudrirse el cadáver de la(s) franquicia(s) contraria(s) a la que ellos siguen.


Pero partamos con las películas, siendo la primera de todas “Deadpool”, la cual llegó a nosotros en febrero. Si bien no tenía absolutamente ninguna ilusión acerca de lo que me podía presentar esta cinta, me sorprendió. No es que fuera la quintaescencia del cine de superhéroes – como leí por ahí – sino que cumple sus cometidos a cabalidad, los cuales eran rehabilitar a Deadpool después de su aparición en “X-Men Origins: Wolverine” y hacer parecer a Ryan Reynolds un buen actor. Lo primero no le ha costado mucho a los encargados de la saga X-Men, pues es sabido que cuando hay algo que no les gusta de las anteriores películas, sencillamente se lo borran con el codo y todos hacen como que nunca pasó, produciendo cosas tan raras como que Emma Frost era adulta en los 60’s y adolescente en los 80’s, o que Mystique es la hermana adoptiva y mejor amiga de Charles Xavier, pero en la trilogía original a penas se miran; así que tener a un nuevo Deadpool en este mundo completamente incongruente era muy fácil. Ahora, debo reconocer que yo era uno de los pocos que no se animaba demasiado con esta película, principalmente porque siempre he pensado que Deadpool es un personaje sobrevalorado, que basa su popularidad en su capacidad de romper la cuarta pared y nada más; así que cuando me senté en el cine me sorprendí de estar riendo de buena gana, por lo que se ganó mi respeto.


Luego, en marzo, DC y Warner intentaron poner la segunda piedra de su universo cinematográfico con “Batman V Superman: Dawn of Justice”, la cual traía a la pantalla el sueño húmedo de muchos fanáticos desde que los vimos en los “Súper Amigos”: a Wonder Woman, Superman y Batman en una misma película. Pero lo que prometía ser el evento superheroico del año se transformó pronto en un dolor de bolas, y no por la película, que cumplió con mis expectativas, sino por la polémica que la acompañó. Rotten Tomatoes, la página de crítica fílmica que hoy está bajo el escrutinio de muchos, le dio una calificación malísima, lo cual dio el punto de partida para una avalancha de malos comentarios y de peleas entre fanboys y haters. Hubo críticas tan ridículas como que la película era muy oscura, que debía tener más chistes o que Gal Gadot tenía las tetas muy pequeñas para ser Wonder Woman. Al final, repitiendo estas cosas de forma majadera, se ha logrado establecer que la película es muy mala, y si hay alguna opinión disidente, periódicamente aparecen nuevos artículos en internet con la intención de demostrar que BvS es una mierda. No obstante, el parámetro de comparación vino a continuación y con este podremos entender mejor lo injusto que se ha sido con BvS.


Casi con un mes exacto de diferencia se estrenó “Capitán América: Civil War”, cuyo título es engañoso pues se trata de una película de Los Vengadores y de Guerra Civil tiene muy poco. Se suponía que Disney iba a hacer una historia totalmente diferente, pero se decantó por “Civil War” debido a esta historia consistía en un enfrentamiento entre sus personajes más icónicos, cosa que la ponía a la par con lo que planteaba BvS. El problema es que la guerra civil del cómic en el que se supone que se basa fue pasada por un proceso de blanqueamiento y dejada en una sencilla reyerta sin ninguna carga dramática, donde los superhéroes demuestran lo poderosos y ocurrentes que son a la hora de decir frases chistosas cuando pelean… ¡Pero aparece Spider-Man! Lo que volvió locos a los fanáticos, independiente que hayan introducido al personaje a la fuerza en ese universo y que su participación en la cinta no haya tenido ninguna significancia real. Pero la crítica y los fans duros la declararon el mejor film del cine de superhéroes, siendo que tiene tantas falencias como BvS.


Y en mayo se sumaron los mutantes con “X-men: Apocalipsis”, la cual nos trasladó a los 80’s, siendo la tercera parte de la saga de precuelas que empezó con “First Class” y continuó con “Days of Future Past”. Por desgracia, lo que pudo ser uno de las más grandes cintas del equipo de mutantes se vio entrampada por las mismas debilidades de trama que han mostrado siempre algunas películas de X-Men como “X-Men: The Last Stand”, desaprovechando a uno de los villanos más atractivos de la franquicia, el cual fue pésimamente diseñado. Sin embargo, la película tenía puntos fuertes que fueron totalmente obviados por la crítica, quienes la pusieron en lo más profundo del poso de la mediocridad cinematográfica… aunque siempre un poco más arriba que BvS.


Durante los dos siguientes meses las aguas se aquietaron hasta que agosto nos trajo a los villanos como protagonistas, siendo nuevamente DC quien intentaba revertir las malas críticas y nos presenta “Suicide Squad”, en el que agranda su nuevo universo cinematográfico con un grupo de villanos que forma una fuerza de tareas que trabaja para el gobierno de Estados Unidos. Inspirada no sólo en el comic del mismo nombre, sino también en el clásico “Dirty Dozen” o “Los Doce del Patíbulo”, la cual es la semilla de todas las siguientes historias de rufianes que arman este tipo de equipos, el film es muestra una historia sencilla, con mucha acción en que nos encontramos con la típica misión suicida que sólo unos villanos que nadie echará de menos puede realizar. A mi parecer la película fue buena, no excelente, pero estaba bien. sin embargo,  nuevamente la crítica la trató como basura, aparecieron memes en internet que la denostaban y gente que daban sus opiniones lapidarias basadas en lo que otros les dijeron acerca del film.


 Y sólo como dato para la causa, en octubre se estrenó una película basada en el personaje de Max Steel, la cual fue un verdadero fiasco y a la que casi nadie prestó atención. De hecho me enteré de su existencia buscando información para este artículo.


El año lo cerró Marvel en noviembre con la presentación de un nuevo personaje que amplía su universo cinematográfico al ámbito de la magia. “Dr. Strange: Hechicero Supremo” nos muestra el origen del personaje y su primer enfrentamiento con el mal. Acá el fuerte del film está en los buenos actores y los efectos especiales, que quizá sean de los mejores que se han visto hasta ahora. No obstante, no se salvó de la manía de Disney por meter humor innecesario en sus películas y de tener villanos que son muy pobremente desarrollados. 


 Ahora, si me devuelvo sobre los pasos de lo escrito, pareciera que Marvel/Disney han engañado al público con películas malas que son consideradas como buenas, y quiero aclarar que no es así. Las dos películas que se estrenaron eran entretenidas, pero sin sustancia. El problema con Disney es que cree haber encontrado a la gallina de los huevos de oro y nadie los sacará de ahí, creando una versión descafeinada de lo que realmente es el universo de Marvel. Lo que Disney está haciendo es sencillo de explicar: toma a los héroes de Marvel, les quita cualquier detalle de su personalidad que pueda ser incomodos para una película familiar (por ejemplo: Tony Stark en el cómics tiene serios problemas de alcoholismo y es un manipulador sin escrúpulos) y crea villanos que son malos porque razones estúpidas o poco desarrolladas, mostrando un maniqueísmo bastante pobre; a eso le agrega mucho humor y tratemos que no pasen cosas demasiado dramáticas para no espantar a nadie ¿Quieren ver versiones realmente apegadas a lo que son los personajes de la Casa de las ideas? Dense un paseo por las series de Netflix, las cuales me cuesta creer que ocurran en el mismo espacio temporal que las películas.


Ahora, si me preguntan cuál es la mejor película que nos ha dejado este año, creo que con reservas es “Batman v Superman”, por la sencilla razón que se atrevió a hacer algo diferente. Hubiera sido muy sencillo hacerla más colorida y con una atmosfera más relajada, pero ellos optaron por diferenciarse, lo cual respeto. Ahora, no nos engañemos, la película tiene problemas, especialmente en cuanto a su ritmo de relato y a que coquetea demasiado con el deux ex machina (A Gotham y Metropolis los separa sólo una bahía o cómo averiguó Luthor la identidad de Superman, por ejemplo), pero igual se nota que se hizo con la intención presentar un universo con un tono más adulto.


Y la verdad es que el año me dejó un mal gusto, pues si bien los superhéroes se han tomado la cartelera, siendo de seguro los estrenos que llevaron a más espectadores al cine, en general su calidad ha quedado al debe. Cuando tenemos en cuenta que hemos contado con cintas como “Watchmen” (para mí la mejor de todas), la trilogía de Batman de Nolan o la primera de “Los Vengadores”, sólo ´por nombrar algunas, las estrenadas este año no son capaces de igualarlas, quedando muchas de ellas varios escalones por debajo. Por un momento pareció que se podía aspirar a más, que una película de superhéroes podía ser reconocida por más que ser un derroche de efectos visuales; Snyder trató de hacerlo, y es por eso que le di mi voto, pero le faltó para llegar a igualar el estándar de las películas que cité (paradojalmente siendo él el director de una de ellas). Es necesario sacarse de encima el estigma de película palomera y hacer algo más sofisticado, ignorando todas esas estúpidas críticas que dicen que todo lo más complejo que una creación de Michael Bay es pretencioso y snob; que la gente no quiere pensar, sino ver explosiones cada vez más grandes y reírse de sandeces. Ha costado mucho sacar de la mente del colectivo que los cómics son sólo entretención infantil, y las películas tienen que asumir esto también.


Ahora, mirando a lo que nos depara el año que se avecina, espero que sea mejor que este en cuanto a lo que nos presenta el cine y a las reacciones de los fanáticos y críticos. Tenemos la película de Wolverine, la cual es la despedida de Hugh Jackman del personaje, por lo que esperemos que Fox le haga justicia y sea un final memorable para el actor en el papel, pues lo merece. Warner/DC primero nos traerá a “Wonder Woman”, la cual será una película de época ambientada en la Primera Guerra Mundial, mientras que para fin de año veremos por primera vez a la Liga de la Justicia, lo cual puede ser uno de los hitos más importantes del género. Por su lado, Marvel/Disney juega sus cartas con “Guardianes de la Galaxia. Volumen 2”, la que tiene la difícil misión de igualar o mejorar lo logrado por su predecesora; “Thor: Ragnarok”, de la cual tengo reservas debido a que considero la saga de Thor una de las más débiles de Marvel, y “Spider-Man: Homecoming”, la que gracias a la alianza de Disney y Sony trae de regreso al trepamuros al universo Marvel. No obstante, también se merece tenerse en cuenta la película de los Power Rangers, la cual tiene la difícil tarea de adaptar un programa de TV que es recordado con mucho cariño por quienes lo vieron de niños; por lo que debe tener mucho cuidado en todo lo que hace, pues se encuentra bajo el escrutinio de los fanáticos.
En fin, este año ha dado para todo. Esperemos que el próximo mejore y que no tenga que ver ningún chista acerca de “Mi mamá se llama Martha” nuevamente, porque nunca fueron graciosos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario