martes, diciembre 27, 2016

La Princesa nos ha dejado



 



Estaba trabajando en otro artículo cuando la noticia me golpeó, como creo que le ha pasado a muchos de los que están siguiéndola a través de los medios. Hoy, con apenas 60 años, la actriz Carrie Fisher nos ha dejado luego de haber sufrido un ataque cardiaco el viernes pasado.

Hija del cantante Eddie Fisher y de la actriz Debbie Reynolds, parecía desde pequeña estar destinada al arte, aunque se mostraba como una chica retraída, que gustaba mucho de refugiarse en los libros, en especial luego del divorcio de sus padres.


Su primera incursión en el cine fue en 1975 en la película “Shampoo”, pero el éxito y el reconocimiento internacional no llegarían hasta que la viéramos con un vaporoso vestido blanco y un extraño peinado en la primera película de la saga de Star Wars, donde encarnó a la princesa Leia Organa, papel que la marcaría de por vida y el cual interpretaría en tres ocasiones más.


Sin embargo, sus propios demonios se confabularon en su contra y prontamente se vio inmersa en adicciones a drogas y alcohol, siendo estos problemas ya patentes para la época en que rodó “El Imperio Contraataca”. Al final, sus vicios y su personalidad compleja (sufría de trastorno bipolar) jugaron en su contra y no pudo afianzar el éxito de su paso por la saga de Star Wars, participando después en películas de segunda línea y como actriz de reparto.


Pero la vida le deparaba una revancha y Carrie la enfrentó con la misma fuerza que plasmaba en sus personajes. Fue en las letras donde pudo brillar nuevamente, ya que como escritora y guionista destacó enormemente;  además de que los fanáticos la veríamos encarnar a su personaje de Leia el año pasado en el séptimo capítulo de la saga.


La recordaremos siempre hermosa, ya sea con su vestido blanco o con el famoso traje de esclava; esa mujer que apenas medía 1.55, pero que por su sola personalidad se imponía en la pantalla con un atractivo innegable, se ganó nuestros corazones que hoy lloran por su partida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario