sábado, enero 28, 2017

Emperador loco, vendedor de varitas, Señor del Tiempo y mucho más: John Hurt R.I.P.




Había pensado que lo de las muertes era cosa del 2016, pero este primer mes del año nos ha demostrado que las cosas continuarán de la misma manera.
Ayer por la noche (hora de mi país) nos enteramos de que otro grande nos dejó: el veterano actor John Hurt, quien nos deleitó con sus interpretaciones de diferentes personajes icónicos tanto en el cine como en la televisión.

John Hurt nació en Derbyshire el 22 de enero de 1940, siendo su vocación desde el principio la actuación. Trabajo de tramoya en los teatros de Londres mientras realizaba sus estudios actorales, llegando a ser alumno de la Royal Academy of Dramatic Arts, de la cual se graduó en 1962.


La carrera de Hurt empezó en las tablas del East End, llegando rápido a la pantalla (la pequeña y la grande) en papeles secundarios. Su primera aparición en una película importante fue en “A Man for All Seasons”, la cual nos narraba los últimos años de la vida de Thomas Moore, el filósofo y político inglés del siglo XVI, representando en ella el papel del político Richard Rich. Este film ganó el Oscar a mejor película en 1966, además de otras cinco estatuillas.


Pero su carrera en televisión fue la que le deparó sus primeros laureles. En 1975 interpretó al escritor gay Quentin Crisp en el biopic de la BBC “The Neked Civil Servant”, papel por el cual ganó el BAFTA a mejor actor de TV. Un año después se lució en la miniserie “Yo, Claudio”, basada en la novela de Robert Graves, en la cual encarnó al emperador loco Calígula.


Pero su carrera se proyecta internacionalmente en 1978, con su papel de un preso occidental en una cárcel turca en “Midnight Express”, que le valió una nominación al Oscar como mejor actor de reparto y un Globo de Oro en la misma categoría. Ese mismo año prestó su voz para la adaptación animada de “El Señor de los Anillos”, interpretando a Aragon. Un año después. Hurt protagoniza una de las escenas más terroríficas en la historia del cine cuando un xenomorfo le rompe el pecho en “Alien” de Ridley Scott; escena que el mismo Hurt satiriza en la comedia de Mel Broox “Spaceball”.


Luego, en 1980 realiza quizá una de sus mejores actuaciones como Joseph Merrick, el hombre que fue tristemente famoso en la Inglaterra victoriana por una enfermedad que le deformaba severamente en “El Hombre Elefante” de David Lynch.


En 1984 Hurt participa en la última adaptación de la novela distópica de George Orwell “1984”, donde desempeña el papel del protagonista Winston Smith, compartiendo la pantalla con Richard Burton, en la última película en la cual participaría este actor.


Pero la carrera de John Hurt suma y sigue. Le prestó la voz al Rey de la Maldad en “El Caldero Mágico” de Disney, fue el Marqués de Montrose en “Rob Roy”, el magnate S. R. Hadden en “Contacto”, Garrick Ollivander en la saga de Harry Potter, el profesor Trevor Bruttenholm en “Hellboy”, el canciller fascista Adam Suttler en “V for Vendetta” y el War Doctor en el especial del 50 aniversario de “Doctor Who”.


Si observamos su carrera con cuidado, John Hurt ha participado en muchas de los grandes éxitos de los últimos años, aunque muy pocas veces como protagonista, aunque en el papel que fuera, siempre brillaba por su carisma, esa voz rasposa tan característica y su talento como actor.
John hurt murió ayer, 27 de enero, a los 77 años, debido a un cáncer al páncreas que padecía hace algunos años.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario