lunes, febrero 20, 2017

Esperando al Trece (Doctor Who)




Después de un par de semanas en las que me he dedicado a otros menesteres, hoy volvemos con contenido nuevo.
Creo haberlo mencionado en más de alguna ocasión, pero por si no lo saben, soy fanático de la serie británica “Doctor Who”, por lo que estos días estoy atento a cualquier noticia que lance luz acerca de quién será el nuevo actor o actriz que encarnará al Señor del Tiempo. Esto se debe a que el actual inquilino de la TARDIS, el escocés Peter Capaldi, anunció que la próxima temporada será la última con él en el programa. Ahora, si no entiendes de qué va todo esto, haré un resumen para que los que no son whovians.
“Doctor Who” se estrenó en la BBC en 1963, coincidiendo su primera emisión con el asesinato de Kennedy. La intención de la televisora estatal británica era hacer un  programa de ciencia ficción que fuera educativo para los niños, por lo cual crearon al personaje del Doctor, un extraterrestre venido de un planeta llamado Gallifrey, quien es capaz de viajar por el tiempo y el espacio a bordo de una nave/máquina del tiempo llamada TARDIS (Time And Relative Dimension In Space); la cual tiene la apariencia de una vieja caseta de policía azul, debido a que su sistema de mimetismo se averió, y que es inmensamente más grande por dentro. La premisa del programa es que el Doctor viaja por el tiempo y el espacio, acompañado por jóvenes humanos, enfrentando amenazas de todo tipo y saliendo siempre bien parado gracias a su inteligencia. Ahora, si quieres saber más de la serie, te invito a que revises este artículo del Blog.


El primero en encarnar al Doctor fue William Hartnell, un actor que estaba acostumbrado a desempeñar papeles de militar y similares. No obstante, el carácter difícil de Hartnell y sus problemas de salud debido a su arterioesclerosis pusieron en peligro el programa, por lo que la producción buscó una forma de cambiar el protagonista y justificar de alguna manera esto. Lo bonito de la ciencia ficción es que les da más cancha a los escritores para jugar, por lo que pronto se ideó que los Señores del Tiempo tenían un truco para engañar a la muerte, pues cuando se encontraban muy dañados y a punto de fallecer, eran capaces de regenerar completamente su cuerpo, pero éste cambiaba de apariencia e incluso de personalidad. Al final, con esta jugada un tanto arriesgada, la producción de la serie consiguió que la vida de esta no estuviera supeditada a la participación de un actor en particular.


Es así como en estos momentos oficialmente 13 actores han desempeñado el papel del doctor: al ya mencionado William Hartnell debemos sumar a Patrick Troughton, Jon Pertwee, Tom Backer, Peter Davison, Colin Baker, Sylvester McCoy, Paul McGann, Christopher Eccleston, David Tennant, Matt Smith, John Hurt y Peter Capaldi. La serie ha sobrepasado la barrera de los 50 años, a pesar de estar durmiendo durante casi 20 años, desde 1987 a 2005, y se mantiene vigente y contando con el interés del público.


Y ahora, como tantas otras veces, los whovians nos comemos las uñas a la espera de quién será el sucesor de Peter Capaldi, cuya regeneración en un nuevo Doctor se da en al mismo tiempo que la serie cambia de showrunner, ya que después del especial de navidad de este año, el actual guionista principal de la serie, Steven Moffat (quien también está a cargo de la exitosa “Sherlock” de BBC) da un paso al costado para que su puesto sea ocupado por Chris Chibnall. Así, tenemos un cambio de Doctor y de administración.

Chris Chibnall
Ahora bien, como dijo en su momento Pompeyo el Grande “La gente se fija más en el sol que sale que en el que se pone”, por lo que el tema del nuevo Doctor es mucho más recurrente en las redes sociales que analizar el desempeño de Peter Capaldi en el papel. Por mi parte, yo estoy más que conforme con su desempeño, pues él le dio una impronta diferente a un personaje que venía perfilándose como un joven galán debido a sus encarnaciones anteriores. El Décimo fue todo un rompecorazones, quien se dio maña para besar a cada una de sus acompañantes (aunque lo de Donna fue raro), además de a Madame de Pompadour y a Kylie Minogue; mientras que el Undécimo, con su aire dorky, tuvo un largo romance con River Song y varias insinuaciones con Clara; pero el Doce era distinto, cascarrabias, sin tacto, tan cool como para tocar la guitarra eléctrica, con muy poca paciencia y con un lado oscuro mucho más marcado que sus predecesores.


Y debo decir que me apena la salida de Capaldi porque creo que podía haber dado mucho más en el personaje, en especial con un nuevo guionista. Por desgracia para el Doce, le tocó pasar dos temporadas acompañado por Clara Oswald, que para mí es uno de los personajes más sobreestimados que han viajado en la TARDIS. Al parecer, Moffat (quien desde un principio recibió críticas de los fans por lo rebuscado de sus arcos) se empecinó hasta el final en darle una importancia desmedida a un personaje que se acercó peligrosamente al nefasto arquetipo de la Mary Sue. A diferencia de las anteriores compañeras del Doctor, que se ganaron el corazón del público debido a lo bien dibujada que estaban sus personalidades, acá Moffat se empecinó en transformar la serie en una especie de “Show de Clara”, lo cual condicionó demasiado las historias del Doce. No obstante, a pesar de lo anterior, Capaldi pudo brillar, pero pienso que pudo haberlo hecho más y por más tiempo.


Pero enfrentados al cambio, lo más natural es especular acerca del resultado. Así, cada vez que hay un nuevo Doctor se lanzan un montón de nombres acerca de quién puede ser el siguiente actor en encarnar al Señor del Tiempo, muchos de ellos teniendo que ver más con los anhelos de los fanáticos que basados en el realismo. Ejemplos de esto son Benedict Cumberbatch (Sherlock Holmes en la serie de BBC y el Dr. Strange de MCU), Tom Hiddleston (Loki en el MCU), Martin Freeman (Watson en “Sherlock” y Bilbo en la trilogía de “El Hobbit”) o Idris Elba (Heimdall en MCU y Stacker en Pacific Rim), quienes aparecerán en la mayoría de las listas de posibles nuevos doctores. El problema es que estos actores tienen una carrera prominente en el cine, lo cual complica que lleguen a participar de un programa de TV. Y no es por poner al programa por debajo de las películas, sino que una serie absorbe más tiempo, lo que complica a que estas estrellas con agendas tan ocupadas puedan participar en ellas. Pensar en estos nombres o similares es sencillamente soñar.

Lo siento, pero no va a pasar.
Ahora, con los pies en la tierra, existen varios candidatos que son plausibles de llegar a pilotear la TARDIS. De los diferentes nombres que he visto por ahí, estos son los que tienen más posibilidades según mi parecer:
Ben Whishaw: este actor actualmente interpreta a Q en la saga de James Bond, siendo también en su momento al protagonista de la adaptación de la novela “El Perfume”, Jean-Baptiste Grenouille. Por la forma en que desempeña sus papeles, con cierto aire ausente, sería una muy buena variación para el Doctor, siempre muy extrovertido.


Paterson Joseph: este actor de color británico ya tiene mucha relación con “Doctor Who”, participó en dos capítulos de la primera temporada y fue uno de los favoritos para encarnar al Undécimo, papel que al final ganó Matt Smith. De ser elegido sería el primer actor de color en encarnar al Doctor, pero no es su picmentación el real mérito para llegar al programa, sino su carrera y experiencia como actor shakespiriano.


Rupert Grint: una opción buena para una encarnación joven del Doctor es este actor que se hizo  mundialmente conocido por desempeñar el papel de Ron Weasley en la saga de Harry Potter. Debido a que, a diferencia de sus otros dos compañeros de elenco, la carrera de Grint ha tenido altos y bajos, el papel del Doctor podría significar un nuevo impulso para él. Además, por fin el Doctor cumpliría su sueño de ser pelirrojo.


Hayley Atwell: esta opción y las siguientes dependen de que la producción de “Doctor Who” se decida a romper con los esquemas y que la regeneración incluya un cambio de sexo. Atwell ha mostrado su talento en varios papeles, siendo el más conocido el de la agente Peggy Carter en el MCU. Además, en estos momentos no cuenta con proyectos en televisión ni cine e hizo pública su disposición a ponerse en la piel del Doctor. Injustamente, puede que su belleza le juegue en contra, pues existe la posibilidad que la producción tema que el atractivo del Doctor se reduzca a lo guapa que es la actriz que lo encarna, cosa que a mi parecer es totalmente injusta.


Olivia Colman: ella tiene muchas de las características que podrían llevarla a interpretar a la primera Doctora. Ya ha aparecido en un papel pequeño en la serie, ha trabajado con el nuevo Showrunner en la serie policial “Broadchurch” (donde compartió protagonismo con David Tennant, el Décimo Doctor) y ha demostrado en su carrera que es capaz de llevar a la perfección papeles cómicos y dramáticos, cosa que la ayudaría mucho si llega a pilotear la TARDIS.


Tilda Swinton: si hace unas semanas hubiera visto su nombre de esta ganadora del Oscar en una lista, la hubiera incluido en el mismo grupo que Cumberbatch, Hiddleston y compañía, pues no me imaginaba que una actriz con sus laureles en el cine tuviera el tiempo y la disposición para trabajar en una serie de TV. No obstante, en la última semana se ha transformado en la favorita del público, siendo la que puntea en las casas de apuesta londinenses. Ahora, esto va más allá de un anhelo de los fans, ya que hay varios rumores acerca de que ella ya habría aceptado el papel y sólo se espera a que la presenten públicamente como el nuevo Doctor. Independiente de que todo esto sea cierto o no, Swinton es una opción que cubre todas las exigencias para encarnar al Doctor, ya que es una gran actriz, capaz de desempeñar perfectamente cualquier papel y con una presencia escénica que nunca pasa desapercibida. Además, su belleza andrógina puede ser menos traumática para algunos que aún se sienten incómodos con respecto a que el Doctor cambie de sexo o de raza (aunque no lo crean, aún quedan de esos).


Pero no debemos deslumbrarnos sólo por la elección del Doctor, pues esto será un cambio en pareja, pues como dije antes, Chris Chibnall toma el timón del barco, lo cual es bueno, pues creo que el estilo de Moffat estaba un poco desgastado. Ahora, no soy de esos/as viudos/as de Russell T. Davies que se lo han pasado los últimos siete años vociferando acerca de lo mal que lo ha hecho Moffat, pues pienso que hizo muchas cosas notables, así como otras que de plano me desagradaron (sí, me refiero al “Show de Clara”). Por mi lado, creo que el nuevo Showrunner debe mantener un equilibrio entre las nuevas ideas que tenga para el programa y cosas que vienen de antes y que han quedado en el aire. Uno de los errores de Moffat fue que desechó muchas cosas que quedaron sin cerrar de la era de Davies, como por ejemplo la hija del Doctor que aún pulula por el universo, saber quién era la mujer misteriosa que aparece en los dos últimos capítulos del Décimo, o por qué Torchwood y el Capitán Jack apenas son mencionados en el tiempo que él estuvo a cargo.


Así, como está en el ADN de los whovians, la espera de un nuevo Doctor abre nuestras expectativas a nuevos rumbos que enfrentamos con optimismo, pues la mayoría de quienes siguen la serie reciben el anuncio de quien será la nueva encarnación de nuestro héroe con alegría y esperanza, pues independiente de la cara que muestre, el Doctor siempre es el mismo loco con una caseta de madera pintada de azul.


2 comentarios:

  1. hola, alguien sabria decirme de donde puedo descargar todas las temporadas de "doctor who"desde ya mil gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola. Descargar las temporadas la verdad es que no sé, lo que sí puedo darte es la dirección de Papel Psíquico, donde además de tener articulos de la serie estan todas las temporadas de la serie moderna junto a los especiales.

    http://www.papelpsiquico.com/

    ResponderEliminar