jueves, mayo 18, 2017

Un amigo nos deja (Chris Cornell)


A veces ocurren ciertas coincidencias que nos sorprenden. Ayer, debido a mis gustos y a una idea que tengo en mente, cree en Spotify una lista de reproducción con temas de rock de los 90s, sin imaginarme que en esos momentos una de las grandes voces de esa década se estaba apagando.
Ayer, luego de un concierto un concierto que dio en Detroit con su legendaria banda Soundgarden, el gran Chris Cornell falleció durante la noche en circunstancias que no han sido reveladas.

Cuando pensamos en la música de la primera mitad de los noventas, no podemos entenderla si no prestamos atención al grunge, una corriente musical que nace en la ciudad de Seattle, al alero de un montón de nuevas propuestas musicales que fueron englobadas en lo que pasó a llamarse “Rock Alternativo”. El grunge fue un estilo que se alimentó de varias fuentes, especialmente del punk y del hard rock, siendo un contrapunto con lo que venía en boga en esos momentos, que era el glam y sus excesos, mostrándose más natural e introspectivo.
Uno de los grandes pilares del grunge fue Soundgarden, donde se destacó de inmediato la voz de Chris Cornell por su calidad, siendo reconocido como uno de los más grandes cantantes de rock de todos los tiempos.


Pero la movida de bandas de Seattle no logró perpetuarse en el tiempo, siendo la muerte de Kurt Cobain el inicio del fin del grunge, cediendo su puesto de popularidad a otros subgéneros, aunque su influencia sigue latente. No obstante, figuras como Chris Cornell o Eddie Vedder supieron reinventarse, manteniéndose en la primera línea del rock y pasando a ser considerados Monstruos de este estilo musical.


Más allá de lo que se puede reseñar acerca de su carrera, debo decir que Chris Cornell es importante para mí (y siento que represento a muchos de mi generación), porque es parte de la banda sonora de nuestra vida. Por ello, su muerte es como la de un amigo que te acompañó en innumerables ocasiones maravillosas, así como te ayudó a sobrellevar otros momentos terribles. Más que ninguna otra expresión artística, la música nos puede trasportar a momentos del pasado de una forma increíblemente vívida; y en mi caso, la música de Soundgarden trae recuerdos que atesoro como algo muy preciado.


Así, de todas las voces que cantaron con desgarrador sentimiento las letras del grunge, sólo sigue con vida Eddie Vedder. Primero nos dejó Kurt Cobain y le siguieron Layne Staley, Scott Weylan y Chris Cornell. Toda una generación de artistas que nos han dejado mucho antes de lo que deberían.

Nuevamente me toca escribir una necrología, lo cual sólo me confirma que llegué a esa edad donde mis ídolos comienzan a morir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario